Periodismo Participativo en Red
 

Dublín: descubre la ciudad vikinga

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

 

Tréboles, Leprechauns, leyendas increíbles, castillos de cuento o cuna de una de las cervezas negras más famosas del mundo, la Guinness. Dublín, capital de Irlanda, es una ciudad mágica en la que cualquiera desearía perderse.

La Isla Esmeralda, como así se conocer a Irlanda debido a sus verdes parajes, ha sido a lo largo de los siglos el escenario de numerosas guerras, por lo que a día de hoy en su capital, Dublín, podemos encontrar una ciudad moderna pero también rica en historias y leyendas. Dublín es capaz de atraer a todo tipo de turistas, tanto a los amantes de la naturaleza debido a los verdes parajes a las afueras, como a los más urbanitas. Esta ciudad vio nacer a grandes escritores de la literatura universal como James Joyce, Oscar Wilde o Bram Stoker, que reflejaron en sus historias la visión que tenían sobre su ciudad y país.

A continuación te mostraremos cómo puedes conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad y de visita obligatoria, como alejarte a las afueras y descansar del ajetreo de la ciudad o cruzarte el país para visitar algunos de los lugares que hacen de Irlanda un país que ciudadanos de todas partes del mundo quieran conocer.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Temple Bar

Se trata sin duda de uno de los barrios más concurridos y antiguos de la capital. Sus estrechas y adoquinadas calles, así como la decoración de los edificios con fachadas llenas de flores, constituyen el mayor centro cultural y de ocio de Dublín. A día de hoy se considera uno de los lugares más atractivos de la ciudad, donde te puedes encontrar diversidad de puestos de comida y los míticos pubs irlandesas que todos los días tienen músicos en directo y donde el olor a cerveza ya es habitual.

El barrio también es conocido por su gran vida nocturna, pero durante el día turistas y locales acuden a los diferentes mercados, como el Food Market o el Book Market. Además la zona también destaca por las galerías de arte y las tiendas de moda alternativas.

Trinity College

La universidad Trinity College de Dublin es la más antigua de toda Irlanda y una de las más famosas del mundo. Situada en pleno corazón de la ciudad, por sus aulas pasaron grandes personalidades como Oscar Wilde, Bran Stoker o Samuel Beckett.

Pero sin duda alguna, lo que más destaca de Trinity es su biblioteca, que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. Sus infinitas estanterías repletas de libros centenarios inundan el ambiente a libro viejo que se mezcla con el de madera antigua. En una de las vitrinas se encuentra el arpa más antigua de Irlanda, que como sabrás, este instrumento es junto con el trébol, símbolo de Irlanda. En ella también puedes encontrar el libro original de Kells, del siglo IX, que contiene los cuatro evangelios en latín con caligrafía muy ornamentada.

Como curiosidad te diré que fue en la Bibioteca de Trinity donde se grabó una de las escenas más famosas de Harry Potter, cuando se encontraban en la biblioteca de Hogwarts.

O’Connell Street

Cruzando el centro de la ciudad se encuentra O’Connell Street, la calle más importante y que atraviesa el río Liffey, cuyo puente tiene una curiosidad y es que es más ancho que largo. Suele estar repleta de gente ya que además también hace de nexo entre las dos calles de tiendas más importantes: Grafton Street y Henry Street. En pleno centro te chocarás de frente con uno de los monumentos más destacados, The Spire. Se trata de una aguja que se eleva 120 metros y se funde con el (normalmente) cielo gris.

Guinnnes Storehouse

Si hay algo que no te puedes perder en Dublín es el museo-fábrica de la cerveza negra por antonomasia en el país: la Guinnes. En 1902 Arthur Guinnes elaboró por primera vez esta cerveza que marcaría un antes y un después. La Guinness Storehouse es actualmente una atracción turística en la que puedes recorrer toda la fábrica y ver el proceso de elaboración de esta cerveza.

Recorriendo sus siete plantas puedes entender desde cómo se mezclan los ingredientes hasta llegar al último piso donde está el Gravity Bar, una sala circular y de cristal donde puedes degustar una Guinness recién elaborada con unas vistas de toda la ciudad. A medida que vas avanzando, además de enseñarte mediante una exposición interactiva la historia de la fábrica, te enseñan cómo es el proceso de elaboración. Una visita realmente increíble y muy recomendable para todos los amantes cerveceros.

Old Jameson Destillery

Con casi 200 años de recorrido, la antigua destilería del mundialmente conocido whisky Jameson, además de sede central de su fabricación alberga al igual que la fábrica de Guinness un museo en el que se desvela a los visitantes el proceso de elaboración del whisky irlandés.

Al final de un recorrido por la fábrica museo en el que te muestran su elaboración, los visitantes tendrán la opción de catar una pequeña muestra de diferentes tipos de whisky para compararlos con el Jameson, algo muy poco común en otras fábricas ¿Qué sería del café irlandés sin un poco de Jameson?

Phoenix Park

A las afueras de la capital se encuentra el parque urbano más grande de Europa (700 ha) y el segundo del mundo por detrás de Central Park en Nueva York. Se puede recorrer en bicicletas alquiladas a la entrada y poder ver las reservas de ciervos que se encuentran allí, por lo que si no dispones de 2 o 4 horas, debido a su gran tamaño, es casi imposible recorrerlo entero.

Uno de los obeliscos más representativos de la ciudad es el Wellington Testimonial, una columna de 63 metros de altura en honor al duque de Wellington y que tardó más de 40 años en construirse.

Como curiosidad, te diré que la residencia oficial del presidente irlandés se encuentra dentro de este parque, por lo que no te extrañes si paseando tranquilamente por el parque te encuentras con un despliegue policial y de coches oficiales.

St Stephens Green

Otro de los parques de Dublín es el de St Stephen’s Green, que no es el más grande pero sí el más antiguo de toda Irlanda.  Con numerosas zonas arboladas y un lago con cisnes y patos, este parque es un lugar agradable donde tomarse un descaso entre visitas y cervezas, y además de fácil acceso por situarse casi en pleno centro de la ciudad.

St Patrick Cathedral

Seguro que has oído hablar de que el 17 de marzo gente alrededor del mundo celebra el día de San Patricio y se viste de verde, con tréboles, gorros y barbas naranjas. Pues bien, el origen de esta festividad tiene lugar en la catedral de San Patricio en Dublín. Se trata de una catedral de 1191 que sufrió numerosos incendios y guerras, pero que es todo un símbolo de la cultura irlandesa.

Aunque no seas muy religioso, merece la pena acercarse hasta ella para conocer un poco más del país esmeralda o para descansar en sus cuidados jardines.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.