Periodismo Participativo en Red
 

Feminista radical

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Las personas que salen en  programas del corazón o que acaparan todas las portadas de la prensa rosa no son iguales a nosotros, por mucho que queramos creerlo. Su relevancia pública le otorga una serie de privilegios, como fama y dinero, pero también unas responsabilidades que a veces se resisten a asumir. Entre ellas está concienciar a sus seguidores de temas que es necesario tratar para mejorar la sociedad. En los últimos años, una gran cantidad de personalidades se han posicionado a favor de diversos colectivos que hasta el momento no tenían ningún tipo de visibilidad en los medios, como pueden ser las personas LGTB. Sin embargo, la defensa del feminismo todavía se hace de rogar.

A raíz del estreno de la serie de Netflix Las chicas del cable, sus protagonistas fueron preguntados en varios medios por su concepción de feminismo, una pregunta muy acertada teniendo en cuenta que la trama se centra en la situación de la mujer en el siglo XX y la lucha de un grupo de mujeres por romper con el papel que en aquella época se les tenía asignado. Desgraciadamente, parece ser que no hemos avanzado mucho en el último siglo, porque las respuestas, tanto de actores como actrices reflejan lo integrado que está aún el patriarcado. Uno de los actores, Mariño Rivas, aseguraba que “decir que es feminista me parece una visión muy reduccionista” a lo que su compañera de reparto Maggie Civantos añadía: “Obviamente al contarse a través de los ojos de mujeres se cuentan los problemas que había en la época. Ellas, como otras, luchan con los obstáculos e inconvenientes que tienen a la hora de ser felices y ser mejores. Es inevitable que al final se hable de cosas como la búsqueda de la independencia, pero no con la intención de hacer una serie feminista porque ahora está de moda el feminismo”.

Pero no han sido las únicas perlas que se han soltado sobre el tema. Esta semana, la actriz Paula Echevarría afirmaba sin despeinarse que “no hay que ser ni machista ni feminista, hay que ser persona”. Ante esta declaración, las redes sociales se han llenado de críticas hacia este comentario, pero también de personas que han salido en defensa de Echevarría. Cristina Pedroche ha sido una de ellas, algo para nada sorprendente analizando alguna de sus entrevistas, como en la que pronunció una frase muy reveladora: “ni machismo ni feminismo, igualdad”.

Como he dicho antes, ser una celebrity te acarrea unas responsabilidades que debes saber manejar, por ejemplo, saber utilizar el diccionario. La RAE define feminismo como la “ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”. Por lo tanto, al contrario de lo que mucha gente cree, el feminismo no defiende la superioridad de la mujer frente al hombre, sino la igualdad entre ambos géneros. Además, convendría recordar que si hoy en día tenemos derecho al voto, a la educación o a tener propiedades es gracias a mujeres feministas que en el pasado lucharon por ello. Tampoco es cierto que en cuestión de empoderamiento de la mujer esté todo hecho, todo lo contrario, queda mucho por camino por recorrer y declaraciones como las antes mencionadas hacen un flaco favor a todas nosotras.

¿Os imagináis a una celebridad con cierta reputación afirmar que él no es ni racista ni antirracista? Pues con el feminismo pasa igual: si defiendes la igualdad eres feminista y si no la defiendes, eres machista. El peligro de todo esto es que las jóvenes que admiren a Pedroche o a Echevarría van a creer que el feminismo es algo radical y negativo. ¿Es radical querer cobrar lo mismo que los hombres, caminar por la calle sin tener que soportar acoso, poder decidir sobre nuestro cuerpo, ser valoradas por nuestras capacidades y no por nuestro físico? Si esto es radical, yo soy la persona más radical del mundo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Written by

La indignación como motor para cambiar las cosas. Escribo sobre feminismo en la sección BeYourself de NewsLab.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.