Periodismo Participativo en Red
 

5 claves del éxito de Fortnite

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El año 2017 fue considerado por muchos amantes de los videojuegos como uno de los mejores de toda la historia para el mundo gamer. La gran variedad y calidad de numerosos títulos que vieron la luz durante el año pasado hicieron las delicias de los más “viciados” de este mundillo. Títulos tan impresionantes como los dos desarrollados para la nueva Nintendo Switch, el The Legend of Zeld: Breath of the Wild (ganador del GOTY –Game Of The Year–) y Super Mario Odissey; la vuelta de la saga Resident Evil al terror más puro con su séptima entrega; el exitoso –y para muchos necesario– lavado de cara de Assassin’s Creed: Origins; o el impresionante y gigantesco mundo abierto de Horizon Zero Dawn son algunos de los lanzamientos que han hecho pensar que el ya mencionado 2017 está a la altura de los mejores años de siempre.

Sin embargo, lejos de los títulos llamados AAA, el año pasado se caracterizó por la incursión en el mercado de numerosos juegos denominados como Indies, es decir, proyectos de estudios independientes y con un presupuesto limitado que intentan hacerse un hueco en el sector, y también de muchos otros títulos que llegaron a nuestras consolas y ordenadores totalmente gratis. Y es precisamente dentro de estos últimos donde encontramos al videojuego que, quizá, más éxito social ha cosechado durante el último año: Fortnite: Battle Royale. Un mundo en el que 100 jugadores son lanzados en paracaídas en un mapa gigante sin ninguna arma y cuyo único objetivo es el de abastecerse lo antes posible para matar a los 99 restantes y ser el último en pie para ganar la partida. Podría decirse que es la aclamada obra de Koushun Takami hecha videojuego. Todo esto mientras los jugadores se ven obligados a ir a un punto en concreto del mapeado para mantenerse dentro del ojo de una tormenta que hace cada vez más y más pequeño el lugar apto para sobrevivir –y combatir–. Puede sonar extraño, y lo es, pero divierte al máximo.

Aunque el videojuego llevaba en desarrollo bastantes años, fue en julio de 2017 cuando su versión de “acceso anticipado” vio la luz por primera vez para las plataformas de Play Station 4, Xbox One y PC. Desde ese momento, el título desarrollado por Epic Games y People Can Fly no ha hecho más que triunfar entre la mayoría que se han animado a probarlo. Los jugadores que actualmente se divierten con este shotter se cuentan por miles y miles, las redes sociales se encuentran inundadas de videos del mundo Fortnite y el ascenso del título no parece tener fin.

Pero, ¿a qué se debe este gran éxito? ¿Qué hace que Fortnite sea diferente al resto de videojuegos? A continuación, intentaremos contestar a estas preguntas con 5 claves que han hecho que Fortnite coseche un éxito pocas veces visto hasta la fecha.

Juego multijugador gratuito

Antes de empezar con el análisis, hay que destacar que Fortnite está dividido en dos apartados totalmente diferentes. Por un lado se encuentra su campaña para un jugador, la cual sí que requiere pagar por ella para poder disfrutarla. Al menos por el momento, puesto que los propios desarrolladores de Epig Games ya han anunciado que a lo largo de 2018 pondrán esta parte totalmente gratuita.

El segundo apartado es el modo multijugador Battle Royal, en el cual se basa el éxito cosechado por el videojuego. Este modo sí que es totalmente gratuito para todas las plataformas en las que está disponible Fortnite. No hay que pagar absolutamente nada para poder jugar con tus amigos horas y horas de interminables partidas con el único objetivo de ser los últimos en sobrevivir. Incluso el juego permite a los usuarios de Xbox jugar online sin necesidad de tener contratado el servicio de Gold y a los de Play Station sin tener que pagar el Plus, algo muy poco habitual entre los multijugador actuales y que no ha hecho otra cosa más que aumentar el número de personas que se han unido al mundo de Fortnite. Todas las horas de diversión que uno quiera por el módico precio de cero euros.

No es un ‘pay to win’

Algunas de las skins disponibles en la tienda de Fortnite. / Fuente: https://medium.com

Quizá el punto clave para que el juego siga equilibrado y los jugadores se animen a seguir sumándose a la comunidad Fortnite. Bien es sabido por todos los amantes de los shooter el daño que han hecho los suministros en diferentes títulos, pero por encima de cualquier otro destaca el ejemplo de Call of Duty. Esas cajitas tan monas en las que pueden tocarte diferentes skins como accesorios, adornos para las armas… o incluso armas, previo pago de X (inserte aquí el número que cada uno desee) euros, por supuesto. El problema reside en que esas armas que puedes adquirir en las dichosas cajitas, son las armas conocidas como las más “chetadas”. Es decir, que ante ellas poco pueden hacer los jugadores que intenten disparar con los débiles fusiles o subfusiles que trae la versión original del juego. En otras palabras, si pagas por las armas nuevas, matas más y mejor.

Eso no ocurre con Fortnite. El juego de Epic Games, desde que se lanzase al mercado hace ya casi nueve meses, ha introducido decenas y decenas de skins¸ pero todas ellas son EXCLUSIVAMENTE DE APARIENCIA. Trajes de ositos amorosos rosas, caballeros templarios o astronautas brillantes; mochilas en forma de alas de Cupido; picos con forma de tiburón; y diferentes animaciones con las que vacilar a tus rivales después de matarlos son algunos de los cosméticos que han llegado al juego. Y el éxito, a pesar de que no son para nada baratos, ha sido total. Hasta tal punto han triunfado estas skins que lo raro en la actualidad es ver jugar a alguien con la original y gratuita en lugar de con alguna valorada en 5, 10 o incluso 20 euros.

Pero la clave de todo esto es que, al contrario de lo que ocurre con juegos como Call of Duty, estos objetos no aportan ningún tipo de ventaja a aquellos jugadores que los llevan equipados frente a los que no. El ‘pay to win’ no existe en este universo y cualquier jugador que no quiera gastarse ni un solo céntimo en el juego tiene las mismas posibilidades de ganar una partida online que aquel que decida gastarse más de 100 euros para decorar su “muñeco”. Lo único que puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota es la práctica, algo que se consigue jugando y jugando (y divirtiéndose) y jugando (y divirtiéndose)…

La comunidad Fortnite

“¡Me cago en la…!”, “¡P*** manco de mier**!” o “¡Que te den!” son algunas de las expresiones que suelen usar los jugadores de videojuegos cuando algo no sale como esperaban o sucede algo que no tenían previsto (como que venga alguien mejor que tú, porque existe gente que es mejor que tú, y que te mate). Sin embargo, por alguna extraña razón que escapa a nuestra comprensión, en Fortnite la mayoría de jugadores no se enfadan cuando los matan. Por el contrario, es habitual encontrarse con numerosos gameplays, o videos de Youtube, en los que las reacciones de los players son bien diferentes. Risas después de un suicidio inesperado, gestos de vacile “sano” justo antes de rematar a un contrincante o saludos entre compañeros que no se conocen en la realidad pero ya se quieren dentro del videojuego… la magia de Fortnite.

Y estas diferencias en la comunidad de jugadores no solo se pueden apreciar en lo referente al campo de batalla, sino también en muchos otros aspectos. Las fiestas que se montan en el lobby de antes de las partidas con varios jugadores bailando los unos alrededor de los otros sin ningún sentido; la generosidad de los players, que llegan incluso a ceder armas a contrincantes desarmados a riesgo de que estos les maten –aunque lo habitual es agradecerlo e irse cada uno por su lado–. Pequeños gestos que aunque puedan parecer fáciles de hacer o incluso insignificantes por sí solos, a la larga han conseguido algo muy complicado: que Fortnite tenga una de las comunidades más sólidas, satisfechas y sanas del mundo de los videojuegos.

YouTube y Twitch

El éxito de Fortnite no sería tal si no hubiera estado tan ligado a la plataforma de videos YouTube y a la plataforma de streaming en directo Twitch desde su salida. Y dentro de este apartado, mucho tienen que ver los youtubers y streamers, que han llenado ambas plataformas con miles y miles de videos y horas y horas de directos dedicados al videojuego. ElRubius, Lolito Fernández (considerado uno de los mejores jugadores de Fortnite del mundo), Willyrex o Angelysaras son algunos de los gamers españoles más famosos que han apostado por subir contenido de Fortnite a sus canales de YouTube y/o Twitch de forma habitual.

Especial mención merecen los casos de Willyrex y ElRubius. El primero decidió hace unos meses subir videos exclusivamente de Fortnite a su canal principal, que cuenta con más de 10 millones de seguidores y que no ha hecho otra cosa más que crecer desde que el youtuber decidió apostar únicamente por el Battle Royale. El segundo, por su parte, aprovechó el éxito del juego de Epic Games para organizar un torneo en el que se juntaron más de 100 youtubers dispuestos a divertirse dentro del mundo de Fortnite. El éxito social fue tal que tanto el organizador del mismo como Lolito rompieron récords de espectadores. El primero consiguió congregar al mismo tiempo a más de un millón de personas en su directo de YouTube (récord absoluto de la plataforma), mientras que Lolito hacía lo propio con más de 400.000 personas en su stream de Twitch (el primer hispanohablante en conseguir esa cifra en dicha plataforma y el segundo a nivel mundial).

Pero no solo los youtubers españoles han ayudado a Fortnite con este crecimiento. Jugadores considerados “profesionales” por su habilidad como Ninja, Mr. Grimmmz, Daequean o Summit1G han conseguido un efecto doble gracias a su contenido del videojuego en ambas plataformas. Por un lado, al subir este tipo de videos se han hecho realmente conocidos dentro de la comunidad Fortnite y, por otro lado, el hecho de que hayan subido partidas de una calidad tan alta –recordemos que son los mejores del mundo– ha favorecido para que muchos se animen a probar suerte en el aclamado videojuego de Epic Games. Y todos, todos, han salido ganando.

Juego imprevisible y frenético

Si algo caracteriza a Fortnite son estos dos adjetivos.

Imprevisible, porque cada partida es diferente. La tormenta nunca se cierra dos veces seguidas en el mismo punto exacto; las armas, vendajes, escudos o granadas aparecen siempre de manera aleatoria en diferentes puntos de la isla que compone el mapa; el autobús del que saltan los jugadores al principio de las partidas sigue una ruta diferente cada vez que comienza la “cacería”. Además, los jugadores son libres de caer en el punto donde ellos decidan, por lo que se hace imposible adivinar en qué parte de la isla caerán la mayoría de players, en qué parte te encontrarás con los jugadores más experimentados, en cuál estarás más solo para poder equiparte mejor… cada partida es totalmente diferente a la anterior y lo será de la siguiente. Siempre.

Y frenético, por la gran cantidad de combates que puede llegar a tener un jugador en cuestión de segundos. De hecho, es algo bastante habitual enfrentarte a algún contrincante, acabar con él y que, debido al sonido de los tiros, al instante te encuentres frente a frente ante un nuevo oponente –o incluso varios– dispuesto(s) a acabar con tu periplo por la partida.

Además, la creatividad del juego hace que esos mismos combates no se basen únicamente en un pvp clásico en el que un jugador dispara al otro y viceversa. No. La posibilidad de realizar construcciones con diferentes materiales (madera, piedra y metal) en el momento en el que uno lo deseé abre un sinfín de posibilidades. Construir con agilidad y destreza con el objetivo de desorientar a tu rival es un aspecto clave y muy utilizado en Fortnite, y es lo que suele marcar las diferencias entre ganar o perder un cara a cara. Todo ello, como decimos, con un toque de velocidad que lo hace realmente dinámico y divertido.

Cinco claves que han hecho de Fortnite todo un fenómeno a nivel social del que por el momento se desconoce su límite. Por ahora, lo único que pueden hacer los amantes de los videojuegos es aprovechar esta obra maestra, practicar para mejorar su técnica, rabiar cuando los maten, celebrar cuando ganen y, sobre todo, agradecer a la comunidad Fortnite el haber creado un mundo tan maravilloso. Toca disfrutar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.