Periodismo Participativo en Red
 

Cien años de libros en Filosofía y Letras

Imposible que pase desapercibida. Para estudiar, realizar trabajos o un reposado lugar donde leer a gusto. La biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras es uno de los bienes más preciados de la Universidad de Valladolid y de todos sus miembros. Cerca del centenario de la facultad, abrirá sus puertas a personas que no forman parte de la universidad.

Su directora, María Ángeles Díez Rabadán, nos ha cedido un poco de tiempo en una ajetreada mañana de lunes.

Reconoce que es difícil atraer a todo el mundo en periodos no lectivos. “Sería deseable que acudiesen más alumnos, pero no podemos generalizar”. Encontrar lectores en la biblioteca es algo común, aunque están intentando que no se utilice el espacio solamente en épocas de exámenes. “Hay muchos alumnos que no son de Valladolid así que en vacaciones se marchan”, explica Díez.

Los profesores y las campañas publicitarias que realiza la biblioteca son sus principales aliados a la hora de atraer a más gente. “A través de la página web principal de la UVa hay información. Tenemos redes sociales donde vamos anunciando nuevos libros, subimos noticias o exposiciones que organizamos. Además, a los profesores les pedimos ayuda y responden”, admite.

Papel de los alumnos

Las prácticas son otro modo de conocer los recovecos de la instalación. Aquellos que lo deseen pueden realizar sus prácticas curriculares y extracurriculares en cualquiera de las bibliotecas de la UVa. Estas prácticas durante y después del curso están abiertas a estudiantes de grado y de máster. «Esta tarea ofrece salidas profesionales», reconoce la directora.

Para poder trabajar como estudiante de prácticas es necesario hablar con el tutor de cada grado encargado de las mismas. Una vez hecho, estos harán las gestiones pertinentes y contactarán con la biblioteca.

Siempre se procura un reparto equitativo de alumnos: “cuando uno acaba la práctica, pretendemos que otro la comience”, apunta María Ángeles, que de manera taxativa afirma que tanto funcionarios y estudiantes están “contentos” con el trabajo hecho durante las prácticas.

Para acabar, la directora de la biblioteca insiste en que lo que más buscan es “la participación”, ya que al fin y al cabo “la biblioteca es para los estudiantes”.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.