Periodismo Participativo en Red
 

Resumen de la trigésimo tercera jornada de la Liga Santander

Queda mucha liga

La liga Santander 2016/17 encara su recta final, y a falta de cinco jornadas nada está decidido. La pelea por puestos europeos y la dura lucha por la salvación están servidos. Y es que como bien hablaron Luis Enrique y Zidane al termino del encuentro, queda mucha liga.

La trigésima tercera jornada de Liga arrancaba el viernes con algún que otro pito en el Ramón Sánchez Pizjúan, y no precisamente contra la directiva como venía sucediendo en partidos anteriores, esos pitos se dirigían contra una persona en particular, uno de los grandes artífices de la gran temporada que está realizando el Sevilla F.C, Jorge Sampaoli, y es que el futuro del entrenador sevillista continúa siendo una incógnita. Mientras tanto, su equipo mantiene una buena dinámica al imponerse por 2-0 al Granada, victoria cómoda que permite al Sevilla seguir luchando por la tercera posición.

Si la lucha por los puestos europeos se antoja interesante, la lucha por la salvación, a pesar de encontrarse menos equipos metidos en la pelea, no iba a ser menos. El último de ellos en salir de ese grupo de la muerte fue el Málaga, que el sábado venció ante su público en La Rosaleda por 2-0 ante un Valencia que apenas creo peligro. Una victoria con la que los de Míchel certifican prácticamente la permanencia. La permanencia, ese es el objetivo que persiguen tanto el Leganés como el Osasuna o el Sporting. Y aunque el Leganés posea una cómoda ventaja de cuatro puntos sobre sus perseguidores, los madrileños no se pueden relajar hasta el último momento, una lección que jamás olvidarán tras el polémico gol de Bakambu en la última jugada del partido que impidió Garitano lograr un empate en uno de los campos más difíciles de primera división. Empate que si lograron tanto Osasuna como Sporting de Gijón en un duelo de grandes necesitados que permite a ambos equipos recortar distancia en la clasificación al Leganés. Español y Atlético cerraban la jornada del sábado en un partido igualado que acabaron llevándose los de Simeone con un solitario tanto de Griezman que permite al atlético mantener su ventaja con respecto al Sevilla.

El domingo arrancaba con una victoria de la Real Sociedad por 1-0, obra de William José, ante uno de los peores partidos del Deportivo que se recuerdan en esta campaña liguera. Algo muy parecido le ocurrió al otro equipo gallego, el Real Club Celta de Vigo, que acusó la resaca europea ante un Betis de Víctor que sellan prácticamente la permanencia en primera al vencer por 1-0 en Balaídos ante un Celta lleno de suplentes, que ya piensa en su próximo rival de Europa League, el Manchester United, más que en sus compromisos ligueros. Con los deberes hechos también se encuentran Las Palmas y Alavés, que empataron 1-1 en el Estadio Gran Canaria.

La jornada del domingo era cerrada por el partido que todos esperaban, el clásico, un encuentro lleno de polémica que terminó llevándose el equipo de Luis Enrique por 2-3 en un final de infarto. El Real Madrid se las prometía felices adelantándose en el electrónico con un gol de Casemiro en el minuto 28, aunque poco les duraría, pues Messi empataba el partido cinco minutos después tras una sensacional jugada personal. Ya entrada la segunda parte, Ramos contemplaba una más que dudosa tarjeta roja que condicionaría el resto del partido, minutos antes el Barcelona se adelantaba en el marcador con un espléndido gol de Iván Rakitic. Con uno menos y claro dominio culé, el Real Madrid dispuso de alguna que otra acción de peligro, aunque todas ellas fueron desbaratadas por Ter Stegen hasta que el minuto 86 James establecía el 2-2 en el marcador, resultado con el que parecía acabar el partido hasta que en la última jugada apareció el que tenía que aparecer, Messi, que batía a Keylor con un tiro que puede valer algo más que un partido.

La gran actuación de ambos guardametas impidió un resultado más abultado, esta victoria del Barcelona permite a los de Luis Enrique liderar la clasificación de la Liga Santander, eso si, empatado a puntos con un Real Madrid que todavía tiene un partido pendiente.

La jornada la cerraba el derbi vasco que enfrentaba a Eibar y Athletic de Bilbao en Ipurua, dónde los de Valverde se impusieron por 0-1 con un gol de Raúl García que permite a los leones afianzarse en la sexta plaza de la clasificación tras una importante victoria ante un rival directo.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.