Periodismo Participativo en Red
 

‘Las chicas del cable’ no eran libres, pero soñaban con serlo

La primera serie española original de Netflix refleja las dificultades de ser mujer en los años 20

“En 1928 había dos millones de personas en el mundo, con sus propios sueños, sus ilusiones y, sobre todo, sus problemas. La vida no era fácil para nadie. Mucho menos si eras mujer”. Netflix estrenó el pasado 28 de abril Las chicas del cable, la primera producción española en la plataforma de vídeo. Ciento noventa países pudieron ver la serie de manera simultánea desde las 21.00 (hora española), lo que en cifras se traduce en un público potencial de cien millones de espectadores.

Trailer oficial de ‘Las chicas del cable’

Las chicas del cable refleja las complicaciones de ser mujer en el Madrid de 1928. Las cuatro mujeres protagonistas empiezan a trabajar en la primera compañía de telefonía española, la CTNE (Compañía Telefónica Nacional de España), en un contexto en el que a la mujer se le niega la incorporación al mundo laboral y se le relega al ámbito doméstico. Carlota (Ana Fernández), Lidia (Blanca Suárez), Marga (Nadia de Santiago) y Ángeles (Maggie Civantos) buscarán su libertad e independencia a lo largo de ocho capítulos en los que su amistad y el amor serán fundamentales para alcanzar nuevas oportunidades en una sociedad dominada por los hombres.

¿Quién es quién?

Otros actores reconocidos como Ana Polvorosa (‘Aída’), Yon González (‘El Internado’), Martiño Rivas (‘El Internado’) o Concha Velasco se unen al reparto de la serie. Bambú Producciones, productora de éxitos como Velvet o Gran Hotel, es la firma elegida por Netflix para desarrollar el proyecto. De la dirección se encarga Carlos Sedes, que apuesta por el éxito, ya que para él “Netflix se ha convertido en la plataforma para todos los públicos”. Gema R. Neira, cocreadora, opina que es “un producto dirigido a un público femenino de muy alto nivel”.

Polémica antes del estreno

Blanca Suárez, Nadia Santiago, Ana Fernández y Maggie Civantos asistieron el 24 de abril, cuatro días antes del estreno de la serie, al plató de El Hormiguero, el programa de entretenimiento en horario prime time de Antena 3. Pablo Motos volvió a ocupar titulares en los medios al generar polémicas por comentarios machistas durante la entrevista. “Ahora mismo Julio Iglesias me tiene envidia a mí”, dejó caer el presentador nada más sentarse en la mesa con las cuatro actrices.

Sin embargo, el momento más controvertido llegaría cuando Motos les pregunta si saben bailar reguetón. Maggie Civantos se anima a contestar y piensa que “todo el mundo debe bailar reguetón” porque “es bueno para la salud”. El presentador, no convencido con la respuesta, decide lanzar la bomba: “Ahora mismo las chicas se dividen entre las que saben perrear y las que no saben perrear”. Pero la actriz le arrebate y asegura que “los hombres también, no es una cuestión de género”.

Las actrices protagonistas en ‘El Hormiguero’

La entrevista continúa y Motos les pregunta la importancia de Netflix y su apuesta por esta producción para la industria audiovisual española. Aunque no parece muy interesado, ya que mientras Blanca Suárez daba su opinión, este la interrumpe para curiosear sobre cuántos pendientes le cabían en la oreja. “Te estaba contando muchas cosas pero estabas mirando mi oreja”, le contestó la actriz. A ello se suma la duda del presentador por saber con qué actor rodarían una escena de sexo.

Las redes sociales respondieron con numerosas críticas hacia el presentador y calificando la entrevista como “machista” o “ridícula”. Netflix España no hizo declaraciones sobre ello, pero dos días después puso en marcha un nuevo spot en el que volvía a denunciar la lucha de las protagonistas contra el machismo de los años 20, una de las ideas fundamentales de la serie. “Hay tópicos que suenan a otra época”, anunciaba el tuit que muchos asocian con una respuesta a la actitud de Pablo Motos.

Vanesa Martín, la banda sonora

La cantautora Vanesa Martín ha sido la elegida para componer e interpretar la banda sonora oficial de Las chicas del cable. Hablarán de ti y de mi reivindica “el papel de la mujer en esa época, el machismo, las ganas de superación, de lucha, de realizarte como mujer y de escalar dentro de tu mundo”, explicaba la malagueña en una entrevista a Netflix España semanas antes del estreno. A todo ello se suma la defensa de la igualdad y del amor en todos los géneros. “Es una canción bastante reivindicativa, positiva e igualitaria”.

En el videoclip, dirigido también por Ramón Campos, el tiempo se detiene y Vanesa pasea por las diferentes localizaciones en las que se desarrolla la trama: la calle donde se encuentra el edificio de la compañía de teléfonos en la que trabajan las protagonistas, el hall, las salas de las telefonistas, el bar o los despachos. Su recorrido se combina con escenas de la serie original. “He visto el decorado, con todo al milímetro y al detalle, y estoy como una niña pequeña cuando entra en su película favorita. He alucinado”.

La trama y el lugar donde todo ocurre motivaron a Martín para componer la canción. “Miré una guitarra que había apoyada en la pared, la cogí y ahí empecé. Solo tenía ganas de soltar todas las ideas e imágenes que me habían venido a la cabeza”.

Vanesa Martín es número uno en ventas, disco de oro y disco de platino con el álbum Munay (2016). La cantante se ha convertido en los últimos años en una de las artistas más relevantes de la música española con éxitos como Sin saber por qué o Complicidad. Hablarán de ti y de mi no se queda atrás, todo apunta a que en pocos meses se convertirá en otro de los grandes singles de la malagueña.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.