Periodismo Participativo en Red
 

El mundo necesita más mujeres como Lena Dunham

La creadora y protagonista de la serie feminista ‘Girls’ no tiene miedo a hablar

Protagonista, directora y guionista de su propia serie, Lena tiene una trayectoria envidiable para cualquier joven de 30 años. En su libro ‘No soy ese tipo de chica’ habla sin tapujos de su vida, desde su primera experiencia sexual, su trabajo, familia y hasta de su endometriosis. La actriz da rienda suelta a su labia y con mucha naturalidad y descaro pasea al lector por los momentos más íntimos de su existencia.

Con 3,2 millones de seguidores en Instagram, la artista inició una activa campaña de apoyo en las pasadas elecciones estadounidenses a la demócrata Hillary Clinton. Lena cataloga la victoria de Donald Trump como una ‘’revelación de la verdadera profundidad de la misoginia americana’’. Y es que, si por algo la actriz está en boca de todos es por su contribución al feminismo y tratar de demostrar a través de sus obras la igualdad entre ambos sexos. Sin ir más lejos, en el tercer capítulo de la última temporada de la serie, la creadora da visibilidad al acoso sexual que sufren las mujeres y cómo es silenciado por los medios de comunicación y la sociedad.

La neoyorkina ha sido duramente criticada por los desnudos de su personaje en la serie ‘Girls’ (Hannah Horvath), ya que no entra en el estándar de belleza al que nos tiene acostumbrados la caja tonta. Pero, ¿no es esa una buena respuesta a la presión que sentimos las mujeres por la sociedad? Sumisas, débiles y físicamente perfectas son las características que desde el inicio de los tiempos se ha esperado del sexo femenino. Lena no quiere eso, ella ansía la igualdad, el derecho a ser imperfectas sin que haya una horda de personas diciendo los kilos que debes perder, la depilación que debes llevar a cabo y cómo debe comportarse una señorita. Hay que dejar de escandalizarse por la anatomía humana y hay que dejar de sexualizar los desnudos.

La protagonista de la serie ha dejado muy claro en una publicación en su cuenta de Instagram que se siente cómoda con su cuerpo “He ido a la alfombra roja con trajes de la talla 44. He hecho escenas de sexo días después de una cirugía, con moratones y cicatrices. He aceptado que mi cuerpo es un organismo que cambia constantemente, no un ente fijo, donde lo que sube vuelve a bajar y viceversa”.

“Pienso que puedo ser la voz de mi generación. O al menos una voz. De una generación”. Esta contundente frase retumbó por todos los medios de comunicación al aparecer en uno de los primeros capítulos de la serie. ¿Puede esta joven conseguirlo? Sí, claro que sí. Es hora de que cambien las cosas, de acabar con el machismo, con la presión para conseguir la perfección y dejar paso a la igualdad y naturalidad de hombres y mujeres. Lena, yo quiero que tu voz se vea reflejada en esta generación y en las venideras.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.