Periodismo Participativo en Red
 

El Pozo Murcia vence a Magna Gurpea en la final de la Copa del Rey de fútbol sala

El Pozo Murcia y Magna Navarra se vieron las caras en el pabellón multiusos de Guadalajara en el partido correspondiente a la final de la Copa de S.M el Rey. Enfrentamiento inédito hasta ahora en esta competición, donde los navarros afrontaron el encuentro con la ilusión de poder alzar el primer título de su palmarés. Por su parte, el conjunto de Duda, con la baja de Cardinal, tratará de levantar su segunda Copa del Rey.

Balón a rodar y los equipos a presionar. Así se podrían definir los primeros compases del encuentro, donde ambos conjuntos optaron por llevar la iniciativa del juego desde el comienzo. Rafa Usín empezó pronto su habitual exhibición de técnica, arrancando el clamor de su afición.

Las oportunidades no llegaron hasta los primeros cinco minutos de partido. El japonés Yoshikawa puso en aprietos a Fabio por primera vez en el partido tras un buen quiebro sobre Bebe. Rápidamente fue Eric Martel el que obligó al portero de Algete a emplearse a fondo. El partido se convertía en un correcalles por momentos, sin efectividad por parte de los atacantes.

Los minutos avanzaban y ningún equipo lograba controlar el encuentro hasta que, en el minuto 9, llegó el primer gol del choque. Tras una pérdida de balón de Saldise y su posterior recuperación con una audacia tremenda del jugador de Irurtzun, le sirvió el balón a Martel que, tras una maniobra extraordinaria, le regaló el gol a Saldise. Los verdes no se relajaron tras ese tanto inicial y siguieron acechando la portería de Fabio. Producto de tal intensidad defensiva se cargó con cuatro faltas en el ecuador de la primera mitad.

Pese a ese contratiempo, la actitud de los navarros no escatimó y tras varios minutos en los que no se jugó a nada, Martel logró el segundo tanto para su equipo tras mandar a la red un rechace de Fabio tras el disparo de Araça. Ante este nuevo golpe, Duda solicitó tiempo muerto para tratar de alentar a sus jugadores.

El tramo final de la primera mitad se convirtió en un asedio total de los rojillos, que en varias ocasiones estuvieron a punto de inaugurar su casillero de goles.

El partido fue en esos minutos finales antes del descanso un hervidero de ocasiones de gol, y cuando todo parecía sentenciado para la segunda mitad, Eric Martel cometió la sexta falta de su equipo. Bebe asumió la responsabilidad y no defraudó.Batió con algo de fortuna a Asier Llamas, que pese a aguantar el tipo, no logró detenerlo.

Tras la reanudación, el encuentro siguió la misma tónica que en la primera mitad, con ambos equipos ejerciendo una presión asfixiante para imposibilitar el juego cómodo del rival.

A los 8 minutos de la segunda parte llegó la ocasión más clara para empatar. Tras un despiste de la defensa navarra, Bebe no acertó a empujar el balón cuando lo tenía todo a favor, y acto seguido Asier estuvo espléndido desbaratando el peligro.

Con un conjunto rojillo volcado totalmente en ataque y con un Miguelín cogiendo responsabilidad en el ataque de su equipo, llegaron los últimos minutos del encuentro. Duda aguantaba el juego de cuatro confiando en sus jugadores para anotar el gol del empate, y así sucedió. Miguelín le sirvió un pase de tiralíneas  Marinovic, que batió a Asier para poner la igualada a tres minutos del final.

Pero el partidazo que depararon los equipos no podía terminar sin uno de los equipo arriesgando más de lo normal. Araça se puso la camiseta de portero jugador para efectuar el ‘juego de 5’ y tratar de lograr el gol de la victoria. Pero lo que llegó fue el tercero de los murcianos. Tras un saque de banda en zona de tres cuartos, Miguelín, con un disparo cruzado inconmensurable, mandó el balón la red y culminó de esta forma la remontada de El Pozo.

Imanol Arregui, la afición navarra y los propios jugadores de Magna no daban crédito a lo sucedido. Tras cuarenta minutos dando todo lo que tienen, la calidad de los de Duda se impuso y, pese a intentarlo en los minutos finales con portero-jugador, el marcador no se movió.

De esta forma, El Pozo Murcia se proclama campeón de la Copa S.M el rey por segunda vez en su historia, y tras haber disputado seis finales en esta competición. La entrega de los navarros no se ve, una vez más, recompensada en forma de título.

Written by
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.