Periodismo Participativo en Red
 

Recortes y retrasos en la UVa

Este año el alumnado que ha disfrutado y está disfrutando de una beca Erasmus ha tenido que rellenar más papeleo del previsto. La tabla de equivalencias ha supuesto un suplicio no solo para quienes estén en un país extranjero. También para el negociado a supuesto otro esfuerzo ante la llegada de tablas con errores y equivocaciones.

En general, se están viviendo años en los que muchas resoluciones y movimientos burocráticos tardan más de lo normal. Desde la secretaría del decanato lo dejan claro: los recortes en educación. “Desde 2007 hemos visto como los recortes en el presupuesto han afectado”. La partida destinada a la educación ha sido reducida por los distintos gobiernos, al igual que otros ámbitos como la sanidad o el I+D.

Lo primero que es prescindible es el personal y eso hace que muchas plazas desaparezcan, puesto que no se cubren puestos de trabajadores que se jubilan. Por ende, al haber menos personal las consecuencias son más retrasos por falta de recursos. Otras veces los cambios en la normativa también afectan. Este año todas las instituciones se están adaptando a la era digital, como marca la Ley 39/2015 y la Ley 40/2015. Eso implica trasladar el aparato administrativo a un espacio digital, que sumado a los recortes y otros retrasos de normativas, aseguran un lento procedimiento.

“El año pasado hubo una cierta estabilidad”, añaden. Los recortes siguen ahí y han tenido que adaptarse. Puede que como estudiantes, pequemos muchas veces de quejarnos sin saber en qué condiciones se encuentra la administración. Porque, de nuevo, los primeros en sufrir los recortes son los trabajadores.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.