Periodismo Participativo en Red
 

El temido calendario de la UVa y sus consecuencias

El año pasado se aprobó el nuevo calendario académico de la Universidad de Valladolid no sin poca polémica. Los estudiantes rechazaban un planning que adelantaba enormemente el comienzo del curso. Esto provocaba que se acortase el periodo vacacional de ese verano y causaba estragos entre los estudiantes que provienen de otras ciudades y que tiene que organizar las mudanzas con tiempo. Los alumnos se hicieron oír hasta en medios de otras provincias, reunieron firmas y pusieron pancartas pero nada impidió que se implantase el nuevo sistema.

Ahora se teme que adelantar la temporada de exámenes entre 2 y 3 semanas respecto al curso anterior sea perjudicial tanto para estudiantes como para profesores. Los primeros acusan la falta de tiempo, consideran que no es posible estudiar para los exámenes finales, acudir a clase y terminar los trabajos asegurando una buena nota en todo. Por otro lado, los profesores también se ven un poco agobiados ante la perspectiva de tener que corregir tantos exámenes y trabajos en tan poco tiempo. Además, el reparto de las fechas es a veces incongruente, los alumnos de periodismo, por ejemplo, acaban sus exámenes de la primera convocatoria el día 5 de junio mientras que el calendario marca el 16 de ese mismo mes como el fin del periodo de la actividad académica ordinaria. Dicho de otro modo; técnicamente se podría seguir dando clase aún después de hacer el último examen.

La Universidad de Valladolid se reafirma en su posición de mantener el nuevo sistema, aunque con ligeros cambios. En la reunión de la Comisión Permanente del Consejo de Gobierno, celebrada el 26 de abril, se aprobó el calendario del curso que viene. Según palabras del Vicerrector de Ordenación Académica e Innovación Docente el calendario aprobado “es definitivo, si bien se fija como provisional la fecha de apertura solemne del curso académico. Sobre este calendario se incorporarán las fechas particulares de comienzo de actividad de cada centro, así como su festivo, una vez se aprueben en las correspondientes Juntas de Centro”. De esta manera el curso 2017 – 2018 tendría su apertura el 15 de septiembre, aunque los alumnos se incorporarían a las aulas en los días previos. La actividad lectiva no cesaría hasta el 14 de junio y el año académico quedaría repartido de la siguiente manera.

Share Post
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.