Periodismo Participativo en Red
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Praga es una ciudad fascinante desde cualquier punto de vista. Para los occidentales, acostumbrados a un particular tipo de arquitectura y de organización urbana, los grandes edificios tradicionales soviéticos y las construcciones donde hay una mezcla de varios estilos arquitectónicos, pueden ser una gran sorpresa cuando se visiten. Caminando por las calles de la capital checa, se nota el crisol de razas y la variedad cultural que ha hecho de Praga una ciudad multicultural donde podemos encontrar checos, eslovacos, polacos, ucranianos. Y esto sólo por nombrar unos pocos, pero lo mejor de todo es que si controlas inglés no tendrás problema para comunicarte con una persona sea cual sea su origen, pues es el idioma más hablado en la ciudad.

En cuanto a su geografía, el centro de Praga se caracteriza por sus calles virtuosas en todos los estilos arquitectónicos: construcciones romanas, catedrales góticas, palacios barrocos o renacentistas, casas de estilo Liberty o modernista, clasicistas, cubistas, etc., todos esos junto a los edificios mas modernos y actuales.
En cuanto al centro histórico, conocido como Hradcany, que fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1922, está conformado por el Castillo de Praga, la Ciudad Pequeña, la Ciudad Antigua -con el Puente Carlo y Josefov- y por la Ciudad Nueva y Vyšehrad.

Praga está dividida en zonas que se diferencian por el número que les corresponde, es decir, si el centro es la numero 1, a medida que te vas alejando, los números van cambiando por zonas. Bastante similar a los distritos que conforman Paris.

Para moverse por la ciudad, uno de los medios de transporte preferidos por los praguenses es el tranvía, un transporte eficiente y puntual. Pero además de estos, hay un gran número de autobuses, que aunque no son muy modernos, también son bastante utilizados. Otra opción para moverse sería el metro, caracterizado no sólo por la rapidez para moverse entre un punto y otro, sino porque cada estación se caracteriza por un color, algo que resulta llamativo para los extranjeros que viajan en este medio.

En Namesti Republiky o Plaza de la República, hay el monumento de Jan Hus y la Obecní Dum, o sea el ayuntamiento de Praga. El reloj se encuentra sobre la pared sur del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Praga, siendo una popular atracción turística. Se trata de un edificio del novecientos que consta de una sala de conciertos, una cafeteria y un restaurante de estilo francés, con el fin de demostrar la riqueza cultural y elegancia de la ciudad. Unido a este edificio se encuentra el Obecni Dum Prasna Brana o Torre de la Pólvora, que fue una de las trece puertas de la antigua muralla de la ciudad.

Desde la plaza se puede ir a una calle que se llama Zelezna para entrar en un barrio medieval completamente restaurado, muy precioso, tranquilo y limpio. Caminando por aqui puedes encontrar a varios mercados pero lo que hay de mas fascinante por cierto es el Karolinum, o sea el edificio historico de la Universidad de Praga fundada en el treciento.

Continuando hacia dentro de la Prasna Brana se entra en la Celetna, una calle peatonal con muchos palacios  nobles y lujosas tiendas, pero donde también podemos encontrar casas típicas del setecientos, u otras de estilo cubista, donde destaca la Casa de la Madona Negra, utilizado como el Museo checo del cubismo y alberga al restaurante Grand Café Orient en el primer piso. Muy cerca de aquí se encuentra la iglesia de San Nicolás y el Templo gótico de Tyn.

Otro lugar de visita obligatoria es la Iglesia de Santa Cruz. Esta se encuentra un poco lejos desde los principales flujos turísticos de la ciudad, ya que está situada cerca del río, pero en la zona sur del puente Carlo. Está ubicada exactamente en Karoliniy Svetle. Se trata de una iglesia de estilo romano muy pequeña del siglo XII, es un edificio precioso y particular ya que es diferente en respecto a la arquitectura de la ciudad.

Subiendo por el río se puede llegar al famoso Puente Carlo, uno de los monumentos mas famosos de Praga y que comunica la Ciudad Vieja (Staré Mesto) con la Ciudad Pequeña (Malá Strana). Con mas de 500 metros de largo y 10 de ancho, el Puente Carlo tuvo en su día cuatro carriles destinados al paso de carruajes, pero a día de hoy es íntegramente peatonal. Ofrece un panorama espectacular. El río que atraviesa es el Morava, y, con la imagen del castillo, ofrecen a los ojos de quien mira, una atmósfera mágica.

Además se organizan excursiones al campo de concentración de Terezin, un lugar triste pero lleno de historias importantes y emocionantes que no te pueden dejar indiferentes. Como el caso de la historia sobre Kurt Gerron, director de cine y comediante que se vio obligado a grabar una película de propaganda y luego fue castigado con la deportación al campo de concentración de Auschwitz, donde fue asesinado, por lo que no se pudo revelar lo que había sucedido realmente. O la historia de los únicos tres prisioneros que fueron capaces de escapar desde Terezin. O por poner otro ejemplo más, los dibujos de una prisionera llamada Helga Weissova, que ahora se exhiben en un museo.

Y por fín, fuimos al barrio judío, donde los edificios son preciosos, parecidos a los que hay en algunos de los barrios mas elegantes de Paris. Las sinagogas allí construidas parecen como casitas particulares de madera.

Praga es una ciudad claramente rica desde el punto de vista económico, cultural y artístico, por eso cada año es uno de los destinos turísticos más populares de Europa y simplemente obligatorio para los que aman viajar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.