Periodismo Participativo en Red
 

TAYRONA: Descubre el paraíso

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La verdadera felicidad la encontré en el Tayrona, ven a descubrir todo lo que este hermoso y paradisíaco lugar puede ofrecerte.

En las brillantes y cristalinas orillas del hermoso mar caribe colombiano, se encuentra el Parque Natural Tayrona. Un lugar veraniego, exótico y paradisiaco, donde la naturaleza se encuentra a flor de piel. A bordo de un coche Nissan March, nos encaminamos mis amigos mochileros y yo a su destino, a cuatro horas de camino y bajo el fuerte sol tropical característico de la región caribe, llegamos por fin con nuestros músculos atrofiados y un poco adormilados, pero listos para comenzar lo que sería una de las mejores aventuras de nuestras vidas.

Juan Eduardo Ballesteros
Antonio Berrío Pizza

Aparcamos pasadas las 2:00 p.m y nos pusimos en marcha con nuestras grandes maletas a cuestas, cargadas de comida, ropa, carpas y por supuesto, repelente de mosquitos.
Una vez dentro, notamos una peculiaridad, y esta era que el característico sonido de Whatsapp había desaparecido, todo era calma y tranquilidad, podíamos escuchar los ruidos de la naturaleza; las aves, el sonido del viento cuando choca con los árboles y muy a lo lejos era también posible percibir aquella música tan única y perfecta, el sonido del golpeteo de las olas del inmenso mar. En el momento en el que cruzamos el Tayrona, el mundo terrenal se desconectó y empezó la aventura y con ella le dijimos adiós a la señal de nuestro móvil.
Con el gran cartel que dice “Bienvenidos al Tayrona” inició la travesía, misma que se quedaría en nuestros corazones para toda la vida.

Juan Eduardo Ballesteros

De la entrada al encuentro con el mar, hay unas dos horas de caminata, mismas que no esperábamos y hubiese sido más conveniente tener un par de botellas de agua para aguantar el trayecto y recorrerlo en menor tiempo, sin embargo, esto no alejó nuestro espíritu aventurero y lejos de arrepentirnos, anhelamos más nuestra llegada.
Un sendero de madera rodeado de hojas verdes conecta la entrada del parque con la profundidad de este hermoso lugar, allí nos encontramos con piedras, lodo, animales, todo cual selva amazónica, pero los disgustos que pudiesen haberse presentado se evaporaron apenas vimos la anchura oceánica del mar caribe. Sentí como si mi espíritu se liberará con el viento y volará hacia mar adentro, añorando libertad, sentía como mi alma se desprendía de mi cuerpo, cuando desde el pico más alto vi la grandeza de la naturaleza, paisaje que nada le envidiaría a una pintura exhibida en el museo Louvre en París. La belleza es tanta que estoy segura que si Claude Monet hubiese conocido el Tayrona, jamás se hubiese inspirado en el jardín de Giverny para pintar Los Nenúfares y sería este el que se exhibiera en el museo Orangerie de las Tullerías de París.

Juan Eduardo Ballesteros

Cuando por fin llegamos a la zona de alojamiento del parque, se nos presentaron varias opciones, por supuesto optamos por quedarnos en uno de los campamentos a orillas del mar, llamado Bukaru. La gente de este lugar nos atendió con una gran sonrisa que nos hizo sentir en familia una vez descargamos, en especial un simpático señor cincuentón, muy hippie que nos contó más de una historia del lugar y de toda la gente que visitaba el hermoso parque desde todos los lugares del planeta. Nunca olvidaré una hermosa frase que dijo y fue “Yo conozco todos los rincones mundo sin nunca haberme movido de aquí”

Para los amantes de la comodidad convencional, el Tayrona también ofrece hoteles y cabañas para aquellos que prefieren dormir bajo un techo y con toda la comodidad citadina, pero si quieres vivir una aventura, es imprescindible  acampar bajo la luna y las estrellas, una experiencia maravillosa y renovadora, que te dará más de una anécdota que contar cuando regreses a casa.

Como dije antes, nosotros teníamos reservas de comida para el viaje, pero no te puedes ir sin probar la famosa “Bandeja Costeña Colombiana” la cual es pescado, arroz de coco, patacones, yuca frita con suero y ensalada verde, una auténtica delicia tropical que no le puedes negar a tu paladar.

Todo lo anterior sin hablar del mar, que además de ser bellísimo, es absolutamente relajante y cuesta un mogollón salir de su renovador, refrescante y liberador oleaje.
Para los amantes de la aventura extrema, el Tayrona nos da la oportunidad de vivir de cerca lo más parecido a subir una montaña, pues en él se encuentra una resguardo indígena llamado “Pueblito” el cual oculta monumentos y ruinas de la tribu de los Tayronas, los cuales tienen más de 500 años de uso por esta tribu, así que si además de aventurero, eres amante de la historia, este es tu lugar.

Llegamos entrada la noche a nuestro campamento, luego de subir pueblito y bañarnos en la hermosa playa, listos para organizar nuestro campamento y disfrutar de la compañía de los demás excursionistas que siempre tienen una sonrisa en el rostro, y están dispuestos a compartir muchas historias bajo la luz de la luna, entre los acordes de una canción y ¿Por qué no? Una copa en la mano.

Con más de doce horas sin poder usar el internet, sin recibir un mensaje por Whatsapp o postear una foto en Facebook, podríamos decir que nos volvimos locos, pero no. Bien valió la pena desconectarse del mundo por unas horas, y fijarse en lo que la naturaleza nos ofrece, que gracias a lo superficial de la tecnología olvidamos que tenemos.

No puedo expresar la tristeza que sentí cuando ya me iba, una vez mi teléfono empezó a emitir el característico sonido, supe que estaba fuera del lugar donde viví una de las mejores experiencias de mi vida.
Si me haces caso y vas a este precioso paraíso, créeme que vivirás una aventura única, irrepetible, perfecta y maravillosa. Cambiarás Facebook por el mar azul, Twitter por el cielo estrellado, Whatsapp por la brisa marina, Instagram por el calor tropical y Snapchat por personas maravillosas que estarán dispuestas a darte una sonrisa cálida.

¿A qué esperas? ¡Anímate a dejar tu corazón en el Tayrona!

Juan Eduardo Ballesteros M, Melissa Zimmermann Echeverría y Antonio Berrio Pizza
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.