Periodismo Participativo en Red
 

Envidiosos, falsos y chismosos

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Bernardo Stamateas descubre la gran variedad de gente tóxica que una persona puede llegar a tener a su alrededor

Si alguna vez has tropezado en tu vida con un manipulador emocional, personas problemáticas o los llamados‘metemierdas’, adelante, éste es tu sitio. En esta vida tiene que haber de todo para que a los buenos se les destaque más. Como dijo el industrial estadounidense Henry Ford, “la mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos”. Y pensaréis… “más razón que un Santo”. Pues sí, efectivamente. El dilema surge cuando la gente no habla de sí mismos ni de las cuestiones que les incumben, si no de los demás.

En nuestro país, además de echar la siesta, comer jamón e ir a los toros, nos gusta opinar. Se nos da muy bien hablar, en muchas ocasiones de más y sin saber. De todo ello se ha hecho eco el psicólogo argentino Bernardo Stamateas en su libro Gente tóxica. Cómo tratar con las personas que te complican la vida, publicado en el 2013 y convertido en poco tiempo en un superventas a nivel mundial. A lo largo del mismo, el autor muestra los diferentes tipos de tóxicos que pueden estar presentes en nuestras vidas sin habernos percatado de ello.

Portada de Gente tóxica | Fuente: gentetoxica.com

Para que puedas detectarlos adecuadamente sin necesidad de leer 221 páginas –aunque totalmente recomendables-, te hacemos un resumen de aquellos sujetos virulentos que debes tratar de evitar:

El envidioso

¿Quién no se ha cruzado con alguno/a? El acto de envidiar va mucho más allá de desear lo que la otra persona tiene. El celoso vive permanentemente en un bucle de insatisfacciones y quejas. La envidia nace de la sensación de que nunca tendrás lo que el envidiado posee.

Como decía Napoleón Bonaparte “la envidia es una declaración de inferioridad”. El hecho de no soportar ver brillar a otras personas es algo que nos reconcome y, sin darnos cuenta, nos destruye por dentro. Siempre están aquellos que dicen… “no.. si es envidia sana”. JÁ. La envidia sana son los Reyes Magos. Al  fin y al cabo, es envidia, y nos transforma en seres intolerantes ante el triunfo de los demás.

El falso

¿Alguna vez te has preguntado eso de….”qué es lo que me impide alcanzar mis metas”?. Las relaciones que entablamos con los demás son nuestra ‘razón de ser’. La manera de comportarse con los demás es lo que acercará o alejará a una persona de gozar de sus mejores oportunidades.

Todo el mundo odia a los hipócritas, pero, ¿quién no ha utilizado nunca una máscara? Todos tenemos que allanar el terreno antes de conocer a una persona, y claro…no nos gusta que nos vean tal y como somos realmente por si a las primeras de cambio nos la clavan. Esto no es malo. El problema viene cuando, sin darte cuenta, terminas necesitando cada vez más máscaras para actuar el papel que quieres que otros crean de ti.

Resérvate un tiempo para conocerte. No hay ambición demasiado alta para que no llegues a alcanzarla. El empeño, la ilusión y la actitud te ayudarán a conseguirlo.

El chismoso

Este ‘perjudicial’ es gracioso. Todos odiamos los chismes y, sin embargo, hablamos de ellos. Chisme va, chisme viene… como si de vender frutas se tratase. El chismoso siempre trata de agradar a los que le rodean e intenta tener diversos secuaces. Buscan información suculenta para luego sacarte los ojos cual cuervo.

El propio Bernardo Stamateas hizo alusión a la siguiente frase para referirse al por qué de nuestro bienestar: “muchas veces no somos felices porque estamos ocupados tratando de agradar a los otros o encargándonos de responsabilidades equivocadas, que pertenecen a terceros”.

Tranquilo/a, recuerda que si ladran, hablan o cotorrean sobre ti.. ¡algo estás haciendo bien!. Si no hablasen, es porque serías indiferente para la sociedad. Quien siembra vientos recoge tempestades… y ya sabes… quien critique tu camino, préstale tus zapatos, a ver qué tal andan.

Éstos son los principales seres nocivos a evitar en nuestra vida. Hay muchos más, como el jefe autoritario, el manipulador, el orgulloso o el neurótico. Todos ellos vienen recalcados en ‘Gente tóxica’, un libro muy útil para ser un poquito más feliz y bohemio.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.