Periodismo Participativo en Red
 

El teatro es sevillista

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Dos goles de Ben Yedder en Old Trafford clasifican al Sevilla para los cuartos de final de la Champions League sesenta años después

“El arte de su fútbol no tiene rival». «Dicen que nunca se rinde”. Esta es una de las máximas que permanece grabada en el A.D.N. del Sevilla, un equipo que, con orgullo y buen juego, dejó helado uno de los principales escenarios europeos.

El conjunto sevillista llegaba a Old Trafford después de haber logrado un 0-0 en el Sánchez Pizjuán, un resultado con el que quedó satisfecho José Mourinho, que quería dejar sus cartas para la vuelta de octavos. Sin embargo, las jugadas no salen siempre como uno quiere.

Igualdad en la primera parte

Partido muy intenso en los primeros minutos, donde el conjunto hispalense ya dejaba muestras de cuáles iban a ser sus intenciones. El conjunto de Montella intentaba combinar por dentro y filtrar pases entre la defensa inglesa; el United, uno de los equipos con mayor altura media de la competición, protagonizaba un juego prácticamente inofensivo, con poca fuerza en los metros finales y no era capaz de llegar con peligro a la portería defendida por Sergio Rico.

La primera media hora de encuentro llevaba el nombre del Sevilla, que logró arrebatarle la posesión del balón al cuadro local y en el minuto 27 Muriel protagonizaba la primera ocasión clara del partido con un disparo que se marchaba rozando el palo izquierdo de la portería de De Gea. El United, consciente del peligro que suponía encajar un gol, decidió esperar al cuadro español en su propio campo y depositar su confianza en los contragolpes dirigidos por Rashford, que se convirtió en un auténtico puñal por la banda izquierda. Los primeros cuarenta y cinco minutos concluían sin movimientos en el marcador. El encuentro estaba igualado, aunque el Sevilla mostraba mejores sensaciones que los ‘Red devils’ y tenía las ideas más claras sobre el terreno de juego.

Entró Ben Yedder, llegó el gol

Nada más comenzar la segunda mitad, Sergio Rico tuvo que intervenir con una mano salvadora que mandaba a saque de esquina un disparo de Fellaini y permitía seguir soñando a los de Nervión. Minutos después, Bailly tuvo que cruzarse en el camino de Correa para interceptar un remate que iba a portería, mientras que Sarabia se enfundó el uniforme de trabajo y empezó a asumir responsabilidad en el centro del campo, donde filtró numerosos pases entre líneas para Correa y Muriel.

El Sevilla fue ganando terreno al Manchester United y cada vez era mayor su presencia en el área rival. Lejos de venirse abajo, el conjunto inglés intentaba sacar fruto de los espacios que dejaba el Sevilla en la zona media del campo y gozaba de varias ocasiones. Lingard engatilló a la media vuelta un disparo al borde del área que atajó sin problemas Sergio Rico, y  Fellaini envió un disparo desviado cuando se cumplía la hora de partido. El 0-0 reinaba en el marcador hasta que en el minuto 73 se paró el tiempo para el sevillismo. Después de enlazar una gran jugada colectiva desde campo propio, Sarabia le filtraba un pase horizontal a Ben Yedder, que tan solo llevaba  un minuto sobre el terreno de juego, y este batió a De Gea enviando el balón al fondo de la portería. Un jarro de agua fría para la afición local y un momento inolvidable para los más de dos mil sevillistas que se habían desplazado a Old Trafford.

Cuatro minutos después, la grada visitante volvía a vibrar de emoción. Correa botaba un saque de esquina que iba directo a los pies de Ben Yedder que, en el segundo palo y con un poco de suspense, remataba el balón al fondo de la red y marcaba un gol que silenciaba Old Trafford.

El final del partido se convirtió en un ida y vuelta entre las dos áreas; sin embargo, el Sevilla estaba muy cómodo con dos goles de ventaja en el marcador, que a punto estuvieron de ser tres. En el minuto 80 Ben Yedder tuvo en sus botas el hat-trick al protagonizar un mano a mano con De Gea que, después de aguantar con mucha sangre fría ante el delantero, despejó el balón con su pie derecho.

A falta de siete minutos para concluir el encuentro, Lukaku recortaba distancias en el marcador y marcaba el primer gol de la noche para el United al rematar a la salida de un córner un centro muy preciso de Rashford que batía a Sergio Rico con un disparo muy fuerte.

Los sueños se cumplen

La garra y el orgullo sevillista apeaban al United de Europa. Mourinho ponía punto y final a su camino en esta Champions League mientras que, en el otro lado de la balanza, Montella se mostraba muy satisfecho con el rendimiento de su equipo y reflejaba un rostro de sorpresa ante lo que acababa de suceder sobre el césped de Old Trafford.

El Sevilla elimina a uno de los máximos favoritos de la competición y regresa a unos cuartos de final de la Champions League sesenta años después. Una gesta que demuestra que en el ‘Teatro de los Sueños’, los sueños se hacen realidad.

FICHA TÉCNICA

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share Post
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.