Periodismo Participativo en Red
 

El Liverpool remata al City

Salah y Firmino silencian el Etihad Stadium al marcar dos goles que remontan el tanto inicial del Manchester City

Luchar para morir a la orilla. Tras caer por 3-0 en la ida, el Manchester City de Guardiola optó por un equipo muy ofensivo que le diera opciones de remontar la eliminatoria pero, después de una primera parte con total dominio del cuadro local, el Liverpool esperó a que llegara su momento y un gol de Salah en el minuto 55 acababa con las esperanzas del City. El técnico catalán, que fue expulsado al descanso, vio cómo se esfumaba el pase a las semifinales y sufría su sexta eliminación consecutiva de la Champions League.

Una primera parte 'cityzen'

El Manchester City salió convencido desde el primer minuto de que la remontada era posible. Tal fue la intensidad mostrada por el cuadro local que en el minuto 2 ya lograba mover el marcador. Los de Guardiola pillaron adelantada a la defensa del Liverpool y en una jugada muy elaborada Sterling asistía a Grabriel Jesús para que marcara el primero de la noche. Este gol se convertía en el gol más tempranero recibido por el Liverpool en toda la temporada. La grada del Etihad Stadium apretaba en cada ataque de su equipo, consciente de la importancia del encuentro.

El City era el dueño de la posesión y su mayor peligro residía en la banda izquierda a través de las continuas llegadas de Sané y David Silva, que inquietaban a la defensa de un Liverpool que se mostraba impreciso y sin ideas claras en ataque. El juego no presentaba interrupciones y en el minuto 36 Fernandinho probaba fortuna con un disparo que se marchaba rozando el palo derecho de la portería defendida por Karius.

Hasta el minuto 40 el Liverpool no logró disparar entre los tres palos, con un remate de Wijnaldum que atajaba sin problemas Elderson. Un minuto después, a punto estuvo Bernardo Silva de marcar el segundo para su equipo, con un disparo cruzado que se estrellaba en el palo. La primera parte concluía con un gol anulado a Sané por un fuera de juego muy dudoso, que provocaba el enfado de un Guardiola que fue expulsado al descanso.

La reacción del Liverpool

Los segundos cuarenta y cinco minutos arrancaron con un ritmo lento pero paulatinamente el cuadro visitante se fue haciendo con el control del partido. En el minuto 55 la afición ‘cityzen’ despertaba del sueño. Mané intentó esquivar a Elderson, que le desvió el balón pero por allí apareció Salah, que superó a Otamendi picando el balón a media altura y silenció el Etihad Stadium al marcar un gol que ponía fin a las aspiraciones del City.

El City, que parecía un equipo distinto al de la primera mitad, protagonizaba llegadas muy tímidas al área rival y los ‘Reds’ ganaban presencia en ataque, con más control del balón. En el minuto 76 Firmino iba a derramar otro jarro de agua fría sobre la afición local. Otamendi se duerme en defensa de manera insólita y el delantero del Liverpool le roba el balón, encara a Elderson y le supera con un disparo cruzado. A falta de diez minutos para el final, Sané vio cómo le anulaban su segundo gol por un claro fuera de juego y el partido concluía con muy poco fútbol en el Etihad.

Guardiola, eliminado por quinto año consecutivo

La Champions League se ha convertido en el gran enemigo de Pep Guardiola que, desde su salida del F.C. Barcelona, no ha conseguido ganar este trofeo. El de Sampedor ha caído eliminado en sus últimas cinco temporadas: tres veces en semifinales, una en octavos y otra en cuartos. En esta edición partía como uno de los máximos favoritos para alzarse con el trofeo pero el Liverpool de Klopp se ha interpuesto en su camino y abre un nuevo capítulo sobre la pesadilla de Guardiola en la Champions League.

FICHA TÉCNICA

Share Post
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.