Periodismo Participativo en Red
 

Peligro de muerte por contaminación

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La contaminación es uno de los mayores problemas en la actualidad y la falta de medidas puede desembocar en un dramático futuro

Según el último informe de la Comisión Lancet sobre contaminación y salud, tan solo en  2015 se produjeron en España 23.987 muertes por efectos de la contaminación.

Esta cifra amenaza con seguir aumentando en el futuro si no se toman medidas adecuadas… pero, ¿Qué medidas se están tomando en la actualidad para evitar la contaminación atmosférica y cómo afecta esta a nuestra salud?

Los 4 gases más perjudiciales para el medio ambiente

El ozono en estado natural se encuentra a grandes altitudes en la troposfera, donde se encarga principalmente de detener la radiación ultravioleta. Este proceso da lugar, no solo a la renovación del oxígeno atmosférico, sino a multitud de procesos y curiosamente, incluso el “olor a lluvia o tierra mojada” que tanto nos gusta, es producido a causa del contenido de gas ozono en las nubes.
Existen diferentes tipos de sustancias químicas que destruyen la capa de ozono- en su mayoría mediante desestabilizaciones, ya que el ozono es una sustancia altamente reactiva.

Estas sustancias y partículas, también conocidas como SAO (sustancias que agotan la capa de ozono) incluyen: Dióxido de Nitrogeno (NO2), Metano (CH4), Clorofluorocarbonos (CFC), Halones, como metilcloroformo, bromuro de metilo, hidroclorofluorcarbonos. En la atmósfera hay diversas funciones, entre ellas se encuentra: la regulación térmica del planeta entre el día y la noche; actuar como un escudo contra meteoritos; absorber la radiación ultravioleta; y ciclos biogeoquímicos fundamentales en la vida en la tierra como la renovación del nitrógeno, carbono y oxígeno, fundamentales para los diferentes procesos biológicos fundamentales para la vida.
Los efectos de la destrucción de la capa de ozono son varios: cáncer de piel, debido a la alta concentración de radiación ultravioleta; cambios graves en el sistema inmunológico, lo cual es producido por el aumento de la radiación ultravioleta, tal y como apuntan numerosos estudios; en cuanto a la vegetación, la capacidad fotosintética de las plantas disminuye y, por tanto, también reduce el número de semillas y hojas en los ecosistemas acuáticos; la variación de la longitud de onda  UV también perjudica al fitoplancton, pilar fundamental de la cadena trófica del ecosistema.

En cuanto al calentamiento global, se produce debido a la acumulación de gases como el Dióxido de Carbono (CO2) que bloquean la salida del calor, formando densas capas. Esto tiene múltiples reacciones tales como el derretimiento de los glaciares y el aumento consecuente del nivel del mar. También tiene su traducción en zonas áridas y semi-áridas como España que están sufriendo un acelerado proceso de desertización, como en las selvas tropicales, todo ello sin contar con los huracanes, tifones y derivados que han aumentado de forma exponencial en los últimos años.

Infografía: en el siguiente gráfico se representa la proporción en la que se encuentran los siguientes gases de efecto invernadero en la atmósfera
Fuente: María Cembranos

Las víctimas de la contaminación atmosférica

El principal efecto de estos gases contaminantes, en ciudades o áreas industrializadas, son los problemas de salud derivados de la inhalación y/o contacto con estos gases- que presentan diferentes efectos dependiendo del tipo de gas, el grupo de riesgo al que afecten, como niños o ancianos, más propensos a enfermedades de este tipo.

Según los últimos informes de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) 31.520 personas murieron en 2016 en España debido a los efectos de la contaminación. La cifra ha aumentado exponencialmente desde el año pasado. Las soluciones a este problema, según la misma agencia, pasan por la disminución del tráfico motorizado y la potenciación del transporte público, medidas que están comenzando a ser aplicadas en países como el nuestro, donde las consecuencias son cada vez más evidentes, por tanto, los Estados, deben buscar soluciones para el desarrollo sostenible, además de concienciar a la población, para que todos los individuos sean conscientes de las labores que pueden realizar para frenar la contaminación.

La contaminación produce 1,3 millones de muertes al año sobre todo en países en vías de desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). También pueden producir sequías, temporales, lluvias ácidas o inundaciones. Los diferentes tipos de afecciones que se producen a causa de estos gases contaminantes pueden variar en función del tiempo de exposición: la corta exposición a los gases contaminantes produce problemas de tipo respiratorio, mientras que la larga exposición produce problemas cardiovasculares.

Además, los efectos crónicos superan en magnitud a las enfermedades agudas producidas por gases. En las ciudades industrializadas de Europa la vida promedio es 8,6 meses inferior que en las no-industrializadas. Los gases mayoritarios y más contaminantes son: el Dióxido de Carbono (CO2), Dióxido de Nitrógeno (NO2), el Dióxido de Azufre (SO2) y el Ozono (O3).  En España, las víctimas totales por contaminación ya son 31520. De las cuales 23180 fueron causadas por partículas finas, 6740 debido al Dióxido de Nitrógeno y 1600 producidas por Ozono.

Por una parte, el Dióxido de Nitrógeno (NO2) es especialmente virulento con niños asmáticos, produciendo bronquitis, además de generar deficiencias en el desarrollo de la capacidad pulmonar.  Por otro lado, tenemos el Dióxido de Azufre (SO2) que produce gran cantidad de afecciones en el sístema respiratorio como tos, secreción mucosa, agravamiento del asma, infecciones respiratorias, irritación ocular, cardiopatías, bronquitis crónica y también afecta a la capacidad pulmonar. Las cardiopatías y la mortalidad son mayores cuanto mayor es la concentración de Dióxido de Azufre, a los que se ha estado expuesto. Por último, el Ozono (O3) produce principalmente problemas respiratorios tales como el asma. En Europa preocupa especialmente ya que la mortalidad diaria  debida a cardiopatías aumenta entre un 0,3% y 0,4%, según la OMS.

Fuente: María Cembranos

Una lucha permanente

Mapa protocolo de Kioto, fuente: el universal.com.mx

La lucha contra la contaminación atmosférica y el cambio climático es una gran tarea pendiente para el desarrollo de la civilización y por lo tanto es, desde hace tiempo, materia de legislación internacional.

Esta legislación internacional se da principalmente en el ámbito de la Organización de Naciones Unidas. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) es el principal organismo encargado en este ámbito. Esta convención se aprobó en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992 y ha sido ratificado por 195 países.

Además en 1997 se aprobó el Protocolo de Kioto, cuando los países de la CMNUCC se dieron cuenta de que hacían falta normas más estrictas y por ellos se impusieron objetivos juridicamente vinculables. Durante el segundo periodo del Protocolo de Kioto se aplicó la Enmienda de Doha por la cual los 38 países incluidos se comprometían a reducir en un 18% sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, algunos de los principales problemas del Protocolo de Kioto es que solo obliga a actuar a los países desarrollados, teniendo en cuenta además que países como Estados Unidos no ratificaron el acuerdo; o Canada, que lo abandonó en 2011.
A pesar de esto un 14% de las emisiones de gases se someten a este protocolo y más de 70 países desarrollados y en vías de desarrollo se han adherido y lo han ratificado.
Otro aspecto interesante de este tratado es que permite comerciar con los derechos de emisión, por lo tanto los países que no superan el máximo impuesto pueden comercializar su excedentes de derechos de emisión y estos pueden ser comprados por países que no consiguen cumplir con los objetivos.

El 30 de Noviembre de 2015 se celebró la Conferencia de Paris sobre Cambio Clímatico, en donde se establecieron nuevas medidas para evitar el calentamiento global y la destrucción de la capa de Ozono a partir del año 2020- ya que el Protocolo solo tiene vigencia hasta este año. En esta Conferencia el presidente Trump decidió que Estados Unidos abandonaría el protocolo, aunque las negociaciones en esta materia proseguirá en la Conferencia de Bonn.

Un camino posible

Tanto a nivel internacional como nacional existen empresas e instituciones preocupadas por la contaminación que producen, estas organizaciones toman medidas adicionales a las establecidas por los gobiernos para frenar su impacto medioambiental. En este sentido cada vez más empresas tratan de reducir sus tasas de contaminación al máximo, creando un producto o realizando una actividad de forma cada vez más responsable con el medio ambiente, ecológica y sostenible.

Para ello utilizan procedimientos como la creación de la “Huella de carbono de la empresa”, entendida como la cantidad de gases de efecto invernadero producidos por una empresa o institución con el fín de minimizar su contribución a la contaminación de la atmósfera y así instar a los consumidores a concienciarse con la producción de un desarrollo sostenible.

Entrevista a Maria Fuentes, Responsable del área de medio ambiente de Erreese, consultora de responsabilidad social

Fuente: María Cembranos

Valladolid es una de las 15 ciudades más contaminadas de España, sin embargo, es una de las pocas que adopta medidas y que dispone de plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano.

Se podría decir que Valladolid es una ciudad concienciada con el medio ambiente ya que, a pesar de que sus niveles de contaminación no sean tan elevados como en otros lugares; ha sido uno de los primeros municipios españoles en tomar medidas al respecto. Pero, ¿están sus ciudadanos igual de concienciados con el problema de la contaminación atmosférica? Para averiguarlo preguntamos a varias personas que nos dieron el testimonio siguiente.

Pregunta: ¿Crees que el ayuntamiento de Valladolid y sus ciudadanos están preocupados por la contaminación y el cambio climático?

Respuesta 1: Últimamente, el ayuntamiento de Valladolid ha estado tomando medidas contra la contaminación atmosférica. Desde hace no mucho, está prohibido circular a más de 30 km/h por el centro de la ciudad.

Respuesta 2: Aquí el transporte público no está nada mal, aun así la mayoría no lo usan demasiado. Prefieren usar su coche para venir a clase o al trabajo.

Aunque también existe un servicio público de bicicletas y una red de carriles especialmente reservado a estas, circular en bici puede resultar difícil a veces. Sobre todo cuando circulamos por el centro ya que el tráfico puede hacer que esto sea peligroso. Los conductores no son lo suficiente respetuosos con los ciclistas.

Respuesta 3: Eso del cambio climático es una tontería, son inventos de los verdes.

Respuesta 4: Es cierto que cada vez se toman más medidas para evitar este problema pero los niveles de contaminación siguen subiendo y la gente no parece terminar de tomar consciencia sobre lo que esto supone.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.