Periodismo Participativo en Red
 

Cultura, ocio y periodismo en los álbumes de Luis Laforga

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El fotógrafo vallisoletano con más de cuatro décadas de trayectoria profesional

En menos de dos siglos la fotografía ha dejado de ser un pasatiempo de ricos para convertirse en la forma artística más asequible de la población. Aunque podríamos concentrarnos en la fotografía como arte, lo ineludible es que la fotografía debe su existencia a los avances tecnológicos en áreas como la química, la óptica o la electrónica. Estamos rodeados de teléfonos móviles de última generación que poseen cámaras que en muchas ocasiones se convierten en el gran imitador de la réflex. Sin embargo, no debemos olvidarnos que también la fotografía es un medio de comunicación. Numerosos fotógrafos a lo largo de los años han reflejado a través de sus objetivos y carretes  la cultura, las costumbres, la naturaleza, los avances, las guerras, la historia en su conjunto. Y Luis Laforga ha formado parte de ese mundo donde como decía Henri Cartier- Bresson: “la cámara es un cuaderno de bocetos, un instrumento de intuición y espontaneidad”.

Fotografía de Luis Laforga en la exposición que se realizó sobre sus obras en el Palacio Pimentel de Valladolid en octubre del 2017 | Fotografía: Gloria Martínez

Luis Laforga (1951-2013) era un fotógrafo vallisoletano que reflejó lo que ha sido su vocación convertida en profesión hasta su último suspiro en 2013. Cuatro décadas de profesión fotográfica que han pasado a la historia a través de numerosos proyectos destinados a la cultura, el cine, la tauromaquia, el teatro, el periodismo, la sociedad en su conjunto y Valladolid en particular, a la que ha dedicado una gran parte de su periodo artístico como ciudad poliédrica y multiforme.  “Luis Laforga era el profesional que mejor supo captar la esencia y la personalidad de la provincia”, afirmaba Jesús Julio Carnero, Presidente de la Diputación de Valladolid.

Laforga estudió en el Instituto Zorrilla y en la Escuela de Comercio de Valladolid, pero dejó los estudios muy joven para comenzar a trabajar como administrativo en la constructora Agroman. Con el paso de los años, encontró su estabilidad como técnico de sonido de la Cadena SER donde comenzó su relación con el periodismo que perduró hasta el final de sus días.

La fotografía se cruzó en el camino de Laforga en 1970 gracias a 1200 pesetas y un esfuerzo inmenso por ahorrarlas. La ExpoColor se convertiría en la primera cámara del artista de esos primeros años de aprendizaje con imágenes de familiares, amigos y pueblos, tanto de Valladolid como de la Sierra de Francia. En 1978 se aprecia un cambio cualitativo en el trabajo del fotógrafo ya que comienza a trabajar por encargo y esto da lugar a que los años 80 sean símbolo de profesionalización. Durante dicha década, Laforga empezó a colaborar en periódicos y revistas, además de contribuir con la Seminci que consolidará su incipiente carrera profesional. A partir de entonces, su participación en distintos medios, siempre como freelance, empezó a convertirse en recurrente. Asimismo, durante estos años, el artista se movió por los ambientes artísticos, bohemios y alternativos del Valladolid del momento y realizó su primera exposición fotográfica en 1982: “Fotografías (músicos de jazz)”.

Exposición Luis Laforga en el Palacio Pimentel de Valladolid | Fotografía: Gloria Martínez

1990 significa un punto y aparte en la trayectoria del fotógrafo. Esta década supone nuevas posibilidades creativas a un Laforga renovado y reforzado que se centra en mayor parte por la fotografía humanista, aquella por la que Luis Laforga es y será recordado. Este cambio de rumbo fue impulsado en parte por la preparación de la exposición “Vivencias fotográficas” donde muestra una panorámica de su trabajo desde sus inicios en la fotografía. Además, el artista ha sido premiado en dos ediciones consecutivas (1997 y 1998) con el Premio de Periodismo Provincia de Valladolid por sus trabajos publicados en El Mundo de Valladolid.

Con el nuevo siglo llega la madurez plena y un reconocimiento máximo de Laforga: aumento considerable de las exposiciones a la par que seguía con su actividad profesional con reportajes de prensa para instituciones públicas, privadas, empresas, asociaciones… y sacaba el máximo partido a la temática taurina y la ciudad de Valladolid.

Extracto de una entrevista a Luis Laforga | Fuente: Blog Cultura y Turismo Valladolid

Como cualquier fotógrafo de su generación, Luis Laforga se vio abocado durante su trayectoria a enfrentarse a la disyuntiva entre fotografía en blanco y negro y fotografía a  color, además de tener que elegir entre fotografía analógica y digital. Cuando se impuso la fotografía digital, el artista optó por presentar sus imágenes en blanco y negro (o, incluso, por manipular el color) dependiendo de la idiosincrasia del proyecto. Asimismo, Laforga decidió apostar desde el primer momento por la fotografía digital y gustaba de renovar sus equipos con frecuencia para estar totalmente actualizado.

El talento de Luis Laforga residió en su capacidad para captar la esencia de una situación, mostrando siempre, un interés fundamental por el ser humano, por encima de sus circunstancias particulares de edad, sexo o de condición.

En 2015, dos años después de su fallecimiento por una enfermedad, se creó la Asociación Fotográfica Luis Laforga (AFLL) en Valladolid con el objetivo de custodiar, difundir la obra del fotógrafo y promocionar la cultura fotográfica en Valladolid. Como decía el propio Laforga: “La fotografía no es un medio de registro de la realidad, sino un medio para que un individuo se exprese”.

Exposición de Luis Laforga en el Palacio Pimentel de Valladolid | Fotografía: Gloria Martínez

Obras y temática del fotógrafo

Campo Grande y los pavos reales

Como fotógrafo vallisoletano, no puede faltar un recorrido minucioso por la ciudad que lo vio crecer. Campo Grande ha sido uno de los lugares que más ha retratado Laforga, además de tener su estudio  tan cercano de él en la calle Miguel Íscar.

A Luis Laforga le causaban una especial fascinación los pavos reales que se mueven libremente por el paseo, suscitando la curiosidad de los viandantes. Y esto mismo le llevó a realizar “Abanico de la vida”, un tríptico que compuso con varias fotografías que mostró en la exposición “La imagen solidaria de 2009”. En él, majestuosos pavos reales en color que circulan con aire aparentemente indolente destacan sobre un fondo desenfocado en blanco y negro en el que encontramos, sucesivamente, a unos niños curiosos e inocentes, a unos jóvenes apasionados entregados al amor y a unos ancianos que se hacen compañía  y se apoyan.

Luis Laforga tiene una predilección por el blanco y negro, por la iluminación y por los contrastes sobre todo en el primer periodo de su carrera donde aún tenía que preparar las fotografías en el laboratorio. Como decía el fotógrafo Ramón Gómez: “Luis Laforga recorrió la ciudad rincón a rincón y siempre encontraba en los colectivos más vulnerables el chorro de luz necesario para componer sus grandes imágenes”.

Fotografías cedidas por la Asociación Fotográfica Luis Laforga

Miradas de capacidad

Durante el 2003 y el 2004, Luis Laforga comenzaría un nuevo campo de exploración visual con retratos de personas con discapacidad intelectual. Esto le llevaría a crear uno de los proyectos más importantes de su madurez creativa: “Miradas de capacidad”, una exposición del 2006 que estaría formada por la selección de 147 fotografías de las 2500 que había sacado el fotógrafo. Además, esta exposición también llevaría consigo la publicación de un libro con el mismo nombre. Las imágenes de esta colección son espontáneas, producto de la convivencia, la familiaridad o de la complicidad, y como en la mayor parte de sus fotografías, Luis Laforga recurrió al blanco y negro para presentar estas imágenes, a pesar de que cuando las realizó ya había fotografía digital a color. Como se muestra en una cita del libro “Luis: Miradas…”: “quería evitar el efecto “colorín” que hubiera tenido la exposición al haber elegido esa opción. Hice una serie de pruebas […]. Descubrí que el color se comía el protagonismo de las personas y opté por el blanco y negro”.

Fotografía realizada por Luis Laforga en 2006

Ríos de luz

En el año 2011 Luis Laforga tuvo el placer de participar en uno de los proyectos más trascendentales sobre la iluminación monumental de la ciudad vallisoletana. “Ríos de Luz”, acreedor al premio City People Light, consistía en dotar de una iluminación significativa los diferentes monumentos más importantes de la ciudad vinculados a una ruta turística de interés patrimonial e histórico. “Reconozco que hay trabajos que me han llenado mucho, pero este tiene algo especial, quizá porque es mi ciudad y me ha ayudado a redescubrir algunas cosas de ella, a ver cosas con otra perspectiva. Y me alegro que se hayan acordado de mí para este proyecto”, señalaba Laforga en un reportaje de El Norte de Castilla de noviembre del 2011.

Mercurio en el Pasaje Gutiérrez en 2011 por Luis Laforga

Mirada a la cultura

El Periodismo y Luis Laforga han ido siempre de la mano en toda la carrera profesional del artista. El ambiente cultura y teatral lo vio crecer ya que su padre era actor que llegó a participar en seriales de TVE a finales de los años 60.  Su gran vocación y su talento lo convirtieron en uno de los retratistas más importantes de Valladolid. Laforga fue retratista oficial de Miguel Delibes, además de fotoperiodista para los periódicos El Norte de Castilla y El Mundo de Valladolid. La cultura se mostraba de una forma u otra en todas sus fotografías: el cine (cubrió 21 ediciones de la SEMINCI y fotografió a actores del nivel de Brad Pitt o Nikita Mijalkov), los periódicos, los libros, los monumentos, el teatro, la tauromaquia, el deporte, la música o la política eran algunos de sus temas preferentes. Por ello, en esta selección de fotografías del artista vallisoletano no podía faltar un guiño a la cultura y al mundo periodístico de la comunidad castellanoleonesa.

Lola Herrero y Miguel Delibes, fotografiados por Luis Laforga

__________________

Bibliografía:

ANG, T (2014) Fotografía. La historia visual definitiva. Gran Bretaña, Dorling Kindersley

DIPUTACIÓN DE VALLADOLID (2017), Esencia de una mirada. Luis Laforga. Valladolid. Gráficas Gutierrez Martín

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.