Periodismo Participativo en Red
 

Borja Iglesias frena al Sporting

Dos goles del delantero gallego en la primera mitad sirvieron para derrotar a un Sporting que acusó sus errores defensivos

Trece jornadas o, lo que es lo mismo, setenta y nueve días después, el Sporting ha vuelto probar el sabor amargo de la derrota. El Zaragoza, capitaneado por un polifacético Borja Iglesias, salió muy intenso consciente de la importancia del partido y el delantero maño aprovechó dos errores de la defensa visitante para anotar un doblete que desataba la locura en las gradas de La Romareda. Los de Baraja, lejos de su mejor nivel en la primera mitad, acortaron distancias en el minuto 52 a través de Rubén García y atacaron de forma constante la portería defendida por Christian Álvarez, que se convirtió en el héroe del conjunto local con tres manos salvadoras.

Dos zarpazos de Borja Iglesias para encarrilar el encuentro

La Romareda lucía una de sus mejores entradas en lo que va de temporada y con este ambiente, propio de Primera División, el Zaragoza salió muy enchufado al partido y se hizo muy pronto con la posesión del balón. Hubo que esperar tan solo diez minutos para ver cómo se movía el marcador. Borja Iglesias consigue deshacerse de Barba, que reclamaba falta, y remata un centro procedente de la banda izquierda que silenciaba a los más de dos mil sportinguistas que se habían desplazado hasta tierras aragoneses. El delantero gallego se convirtió en un verdadero quebradero de cabeza para la defensa del Sporting, que se mostró muy insegura durante toda la primera parte. Cuando el conjunto rojiblanco aún no se había repuesto del primer gol, los locales volvían dar un golpe encima de la mesa a través del mismo protagonista: Borja Iglesias. Javi Ros le envió desde la banda derecha un centro muy ajustado a la espalda de los defensores y Borja Iglesias, con la sangre fría que le caracteriza, definió a la perfección ante Mariño, que veía cómo dos meses y medio después volvía a encajar dos goles en un mismo partido.

El Zaragoza, empujado por su afición, continuaba estando muy activo en ataque y la posesión llevaba su nombre y apellidos, aunque la última ocasión de la primera mitad sería para el Sporting, que a punto estuvo de recortar distancias mediante una falta botada por Carmona que Christian Fernández sacó de la escuadra.

Mucha intensidad en el encuentro en La Romareda // Foto: LaLiga

Un héroe bajo palos llamado Christian Álvarez

El Sporting empezó la segunda parte con los mismos protagonistas sobre el césped de La Romareda pero las sensaciones sobre el terreno de juego fueron radicalmente distintas. Los de Baraja, lejos de su bajo rendimiento mostrado antes del descanso, se hicieron con el control del juego y en el minuto 52 ya iban a tener su recompensa. Rubén García engancha un balón suelto al borde del área y lo envía al fondo de la portería de Christian Fernández que, a pesar de la estirada, no pudo hacer nada para evitar el gol. Si la primera mitad llevaba el nombre del Zaragoza, los segundos cuarenta y cinco minutos eran rojiblancos. Este dominio visitante se tradujo en una serie de ocasiones sufridas bajo palos por el portero local, que en el minuto 61 sacó a relucir una mano salvadora para despejar un remate de cabeza de Carmona en el área pequeña y, apenas diez minutos después y con un Zaragoza muy impreciso en la salida de balón, la figura de Christian Álvarez volvió a aparecer para evitar el empate del Sporting. El guardameta argentino envió a saque de esquina un disparo muy peligroso de Jony y volvió a enfundarse el traje de héroe para mantener vivo a su equipo.

El Zaragoza, lejos de reaccionar, veía cómo la banda izquierda del Sporting se convertía en una auténtica autopista por la que Jony circulaba a gran velocidad. El cangués protagonizó multitud de centros al área que inquietaban a la parroquia local pero los remates no encontraron el camión del gol. A falta de tan solo ocho minutos para que se echara el telón en La Romareda, Christian Álvarez volvió a ser decisivo al sacar sobre la línea de gol un remate de Carmona ante la pasividad de la defensa local.

Cuatro jornadas para el final

La Segunda División encarrilla su recta final y los equipos apuran sus opciones para luchar por sus respectivos objetivos. A falta de cuatro partidos para que concluya la categoría de plata o, lo que es lo mismo, doce puntos en juego, el Sporting se queda a dos puntos del ascenso directo a Primera División y sale de La Romareda con una derrota bajo el brazo, algo que no ocurría desde el pasado 4 de febrero cuando perdió por 2-1 en el Carlos Tartiere ante el Real Oviedo.

Un escalón por debajo se encuentra el Zaragoza que, con 62 puntos, da un paso de gigante en su lucha por consolidarse en los puestos de playoff y encarrila tres jornadas consecutivas sin perder. Una vez solventado su duelo ante el Sporting, el conjunto maño debe poner los cinco sentidos en el próximo encuentro que lo medirá al Cádiz en el Carranza, un rival directo en la lucha por su objetivo.

FICHA TÉCNICA

Share Post
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.