Periodismo Participativo en Red
 

El negocio oculto de las apuestas ilegales

Los amaños de partidos se han convertidos en una lacra para el deporte actual, especialmente en los torneos de tenis de poco renombre, o en los encuentros de fútbol de Segunda B y Tercera, donde, incluso, se llega a apostar al número exacto que habrá de saques de esquina 

“Si ganas estas muerto”. Estas fueron las palabras que, según el padre de un jugador de tenis, el cuál se encuentra entre los 300 mejores del ranking ATP, le dijeron a su hijo. En declaraciones para  el diario El Periódico, afirmó que este tipo de amenazas son constantes en los torneos menores, donde los jugadores a penas tienen para pagarse la ropa, y es mucho más fácil caer en la tentación de las apuestas. “No hay ningún tipo de control, no es como en el circuito de la ATP, donde los jugadores tienen detectives” El fútbol tampoco se queda atrás, y es que, según la Liga de fútbol Profesional (LFP) en 2017 habría más de 50 partidos sospechosos de haber sido amañados, más de uno por jornada.

La razón principal de que se produzcan los amaños en estos partidos, es el económico. Los sueldos de los jugadores de los equipos de Segunda B y Tercera están a años de luz de los de primera, lo que les hace un blanco fácil. Otra de las razones es que la mayoría de estas apuesta se hacen de forma online, con lo que son mucho mas difíciles de rastrear.

El caso más sonado del del último año ha sido el partido del Grupo III de la Segunda División B que enfrentaba al Barça B y al Club Deportivo Eldense. El encuentro terminó 12-0 a favor de los blaugranas, lo que hizo levantar todas las sospechas. Este escándalo provocó la detención de Vito di Pierro, que ejercía en la “sombra” como técnico del equipo; a Nobile Capuani, uno de los responsables del grupo inversor que entonces gestionaba entonces al Eldense, y a Fran Ruiz, el entrenador del equipo. Además, los jugadores Nico Cháfer y Miki Fernández también fueren detenidos.

Cheikh Saad, entonces jugador del Eldense, reconoció en RAC-1 que el amaño se había producido, y que había cuatro jugadores del equipo alicantino implicados, pero que el Barça B no había tenido nada que ver. Además, uno de los detalles que llamó la atención en el encuentro fue que no se produjo ninguna sustitución, y es que fue el propio Cheikh quien lo impidió. “El entrenador me dijo que saliese pero tuve claro que no entraba al campo ni loco porque me dije: aquí está pasando algo raro. Avisé a mis compañeros que estaban en el banquillo que si de verdad querían que no saliesen en esa mierda, que no entrasen al campo”.

Tras esto, Eldense suspendió temporalmente su actividad deportiva y se desvinculó del grupo inversos italiano. El club alicantino bajó a Tercera Divisón y tuvo que pagar 60.000  euros de finiquito a sus jugadores para evitar el descenso administrativo a Preferente. Esta temporada el club ha “regenerado”, ya que en verano se hizo una limpieza en el vestuario quedando únicamente un jugador de la anterior plantilla.

No era la primera vez que esto ocurría en España. Ya en 2016, el periódico El Mundo desveló una presunta trama de apuestas ilegales que afectaban a seis jugadores del Grupo IV de la Tercera División. El Club Unión Deportiva de Benigànim denunció que dichos jugadores, la mayoría porteros y defensas, tenían  una clara falta de actitud que derivaron en goles, faltas o penaltis. Los denunciantes aportaron a a la Fiscalía unos mensajes de WhatsApp que supuestamente recibió uno de los porteros del equipo. En dicho mensaje se le ofrecía 700 euros por dejarse ganar, aunque el jugador se negó.

Conversación revelada por el diario El Mundo | Marca

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, ha denunciado que esta situación se ha repetido ya en varias ocasiones. “El ‘Caso Eldense’ no es un caso aislado, es la punta del iceberg de una situación actual que recoge entre 70 y 80 partidos que han sido amañados», explicó. «Hay dos aspectos, una es la vinculación al mundo de las apuestas de los propios jugadores y otro la aparición de tramas internacionales que están haciendo apuestas en clubes».

Él que también mostró preocupación por las apuestas ilegales en estos partidos fue el presidente de la Proliga, la Comisión de Clubes de Segunda B y Tercera . Óscar Garvín, declaró que estos tipo de amaños ya no sorprenden.  “Es un caso de manual y se podía haber evitado. Esta competición está dejada de la mano de Dios por parte de la Federación Española de Fútbol”.  Además, destacó que la solución está en que la propia Federación, Laliga, la Proliga  y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) trabajen juntos; y que los clubs, por su parte, denuncien los casos que consideren sospechosos.

Los maletines y el “Calcipoli”

Aunque los amaños de partidos han existido desde hace mucho tiempo, es en los últimos años cuando se han visto más relacionados con las apuestas ilegales. En 2006, por ejemplo, la Juventus, la Lazio y la Fiorentina se vieron implicados en el escándalo del “Calcipoli”. Los tres equipos descendieron a la Serie B y el equipo de Turín perdió los dos últimos scudettos, tras haber designado a árbitros que les favorecieron en algunos partidos claves del campeonato. En España, el caso de los “maletines” más sonado fue el Zaragoza-Levante de la temporada 2011-2012. El equipo maño se jugaba el descenso, y supuestamente, habría pagado 120.000 euros a algunos jugadores del Levante por dejarse ganar y permanecer así en la máxima categoría.

Las apuestas en el tenis

Algo similar pasa en el tenis, pues al jugarse en los “Challenger”, donde los jugadores a penas obtiene ingresos por ganar, ven las apuestas una manera más rápida y fácil de lucrarse. Algunos jugadores profesional han admitido que le ofrecieron dinero por dejarse ganar. Novak Djokovic declaró hace dos años que en 2007 le ofrecieron 183.000 euros por dejarse ganar en primera ronda del torneo de San Petersburgo “Se me acercaron indirectamente a través de las personas que trabajaban conmigo en ese momento. Obviamente, dijimos inmediatamente que no”.

Días después de las declaraciones del serbio, el español Feliciano López aseguró que nunca había oido nada de un jugador español. “Sé que hay casos de gente que me ha dicho que le ofrecieron dinero. Le pasó a Djokovic, a Janko Tipsarevic, y lo denunciaron. Al final es lo que hay que hacer. Pero españoles no me constan, de gente del ‘top 100’ y cercana no he oído nada”

Se ha llegado a decir, incluso, que estos amaños han llegado a los Grand Slam. La Unidad de Integridad del Tenis (TIU) anunció el paso mes de julio que se iban a investigar algunos  partidos de Roland Garros y Wimbledon. En concreto, estaban en el punto de mira un partido del torneo parisino y tres del torneo londinense, dos de la fase previa y uno del cuadro principal; y de estos cuatro, tres del circuito masculino y uno del femenino. Ya en 2016, durante en Open de Australia, la organización decidió poner a dos jueces que siguieron y analizaron los encuentros para denunciar aquellos que se desarrollaran de manera sospechosa.

En España, en 2015 la Guardia Civil llevo a cabo una investigación llamada la “Operación Futures” en la que 34 personas fueron detenidas -siete de ellas tenistas- acusadas de estar implicadas en amaños de partidos con el fin de lucrarse a costa de las apuestas el torneos de “segunda” y “tercera” disputados en España. Dicha investigación se llevo a cabo a a raíz de la denuncia de un jugador al que en 2013 le ofrecieron amañar su partido. La trama afecto a 17 torneos diferentes, la mayoría en Sevilla y se llegaron a entregar 1000 euros por encuentro, llegando a alcanzar un total de 500.000 euros de beneficio. Las apuestas se realizaban a través de Bet365.

Como funcionaba la estafa en España | Marca

Este aumento de las apuestas ilegales está claramente relacionado con la creciente aparición de casas de apuestas, tanto online, como los locales físicos en las ciudades. Al ser imposible acabar con este negocio, tal vez la solución radique en impedir que estos torneos y competiciones menores se incluyan en las apuestas. Solo de esta manera se podrá mantener la integridad del deporte base, que siempre ha querido inculcar los valores del respeto en los más jóvenes.

Share Post
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.