Periodismo Participativo en Red
 

¿Entendemos lo que leemos?

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

España por debajo de la media de la OCDE en comprensión lectora

La aparición de las redes sociales supuso un cambio en la forma de comunicarse de las personas, conectó a amigos de distintas partes del planeta de forma instantánea, creó un nuevo puesto de trabajo: la figura del community manager e incluso se convirtieron en la cúspide de la libertad de expresión hasta la llegada, claro está, de la Ley de Seguridad Ciudadana o más comúnmente conocida como Ley Mordaza.

Desde el ámbito de la publicidad, las redes sociales se convirtieron en una herramienta clave en las estrategias de marketing empresarial. Gracias a su gratuidad los mensajes se difunden con mayor rapidez y alcanzan a un público muy amplio. Estas estructuras sociales han roto las barreras espaciotemporales de las empresas y les han permitido ser más cercanas con sus clientes.

Pero el uso masivo de ellas también ha dejado al descubierto algunas vergüenzas de la educación española que, hasta su eclosión, no eran tan patentes. Hablamos de la comprensión lectora. Es común ver discusiones interminables tanto en Twitter como en Facebook absurdas, en las que uno se sienta cómodamente con su bol de palomitas a ver cómo se despellejan sin razón. Rebasando unos límites a los que no llegarían si desde un principio hubieran leído bien, comprendiendo tanto el texto explícito como el implícito.

No solo es importante leer sino comprender lo que se lee. Saber ver la ironía, entender el sub-texto, en definitiva, leer entre líneas. Sin embargo, esta es una asignatura pendiente para España. La Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo realizó en 2016 un estudio sobre comprensión lectora y este país se quedó con 528 puntos, bastante por debajo de la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que se sitúa en 540, mientras que en la Unión Europea está en 539.

A tenor de este estudio, probablemente la sociedad española siempre haya tenido malos resultados en este tema, pero al no poseer instrumentos que facilitaran que todo el mundo pudiera dar su opinión públicamente, no era tan notorio como ahora, ni provocaba tantos malos entendidos. Lo que sí está claro es que el sistema educativo está fallando. Quizás a los alumnos se les esté machacando para que se aprendan de memoria datos sobre autores y  obras, que por supuesto eso también es importante, pero no se dedique el tiempo necesario para leer textos en el aula y comprobar que el alumnado ha interiorizado y comprendido lo que allí se relata.

En la carrera de Periodismo, una de las primeras cosas que se enseña es a redactar de una manera simple para que el mensaje sea sencillo y comprensible para la mayor parte de la población. Y no es de extrañar cuando, según la OCDE, el 67% de la población española se sitúa entre los dos niveles más bajos de comprensión lectora.

Afortunadamente no todo está perdido. Es cierto que a nivel global el país está bastante por debajo de la media, pero si lo analizamos por comunidades autónomas descubrimos que Madrid (549), Asturias (548), La Rioja (546) y Castilla y León (546) están por encima de la media de la OCDE  y de la Unión Europea.

Leer, leer y leer. Esa posiblemente sea la solución más rápida para atajar este problema y crear el espíritu crítico que tanto se necesita.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.