Periodismo Participativo en Red
 

Javier Román García: “Para mí pintar significa un desahogo, es mi forma de expresarme”

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Escultor, restaurador, grabador, muralista… Javier es un artista polifacético que ha captado la atención de los viandantes vallisoletanos con una de sus últimas obras en la Casa del Estudiante

Quién no ha oído hablar de las cuevas de Tito Bustillo o  las de Altamira. En esas paredes se muestra el reflejo de la prehistoria entre lanzas, toros, fuego y monigotes que se asemejan al cuerpo humano. Algunos de los ejemplos más antiguos del grafiti lo datan en el 79 a.C. en la ciudad italiana de Pompeya, ya que en el Imperio Romano eran muy comunes las frases políticas en los edificios de la ciudad. A Joseph Kyselak  se le considera el ‘abuelo del grafiti’; viajó por 120 pueblos del territorio austro-húngaro dejando su nombre con óleo de color negro sobre sus monumentos y paredes. Y quién no reconoce las obras de Okuda San Miguel en su explosión de colores que tanto le caracterizan y que se puede observar en una pared de la Tabacalera de Madrid. Siglos de historia entre unos artistas y otros, pero todos con un mismo fin: transmitir con la pintura. Da igual el qué, el cómo y el cuándo. El arte es protagonista de sus vidas; al igual que lo es en la de Javier Román García, muralista vallisoletano.

Obra de Javier Román |Fotografía cedida por el artista

Javier Román García (Valladolid, 1983) es técnico superior en Artes Plásticas y Diseño en Artes Aplicadas de la Escultura (2002-2005), además de diplomado en Conservación y Restauración de Bienes culturales, especializado en Escultura (2008-2011). Actualmente trabaja como restaurador, muralista y tallista autónomo. Su pasión por el arte le ha acompañado durante sus 35 años: “siempre he tenido claro que quería dedicarme al mundo del arte desde que empecé a estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de Valladolid y también desde que conocí a gente de Valladolid que se dedicaba al grafiti”. Además, afirma que su abuelo ha sido una de sus  referencias principales a la hora de elegir esta profesión: “La primera persona que tengo como referencia de mis inicios en la pintura es mi ya fallecido abuelo, un agricultor de un pequeño pueblo burgalés que pintaba al óleo. Siempre me dejaba utilizar sus pinturas en lienzos cuando era un niño de seis años.”

El grafiti llegó a la vida de Javier Román de forma muy precoz: “Ya siendo adolescente, sobre 1998, conocí a gente que pintaba grafiti en Valladolid. Me influyeron para conocer todas las vertientes del grafiti y comencé a dibujar y a preparar bocetos para luego poder pintarlos en la calle y en muros abandonados”. Además, el artista vallisoletano desvela una de sus técnicas de pintura favoritas: “mi herramienta principal es el spray. Me permite pintar grandes dimensiones en un espacio muy corto de tiempo”. Este estilo artístico le ha llevado a ser coordinador del taller de graffiti en el Centro Cultural de Medina del Campo y, además, en 2016 ha ganado el II Concurso de Pintura Mural Villa de Aranda con su obra: ‘Ribera Players’: “El mural que realicé en Aranda ha sido una gran motivación para mí y ha supuesto una gran oportunidad para dar a conocer los murales de gran formato que me gusta realizar. La inspiración que tuve fue la naturaleza que rodea el río y alguno de los animales que viven en su entorno.”

Proceso de intervención en la Casa del Estudiante. | Vídeo cedido por Javier Román

En el 2017, el artista vallisoletano realizó  la obra que se encuentra en uno de los laterales de la Casa del Estudiante de Valladolid: “realicé el mural en unos 15 días. Representa a una joven estudiante sentada sobre un montón de libros, haciendo guiño al propio nombre del edificio. Sin embargo, la figura realizada tiene un trasfondo y una crítica social: “Quise hacer una crítica al momento actual donde la sociedad abusa de los avances tecnológicos como las tablets o los smartphones. Ahora ya no se utilizan los libros, ni escriben cartas… Dentro de poco a los niños ni les enseñarán a escribir a mano…”

Además, Javier Román cree que la clave para integrar un muro de grandes dimensiones en un entorno específico es estudiar lo que hay alrededor: “Siempre que voy a efectuar un mural a través de un encargo suelo ir a la pared varias veces para fijarme en el entorno y en la vida que hay cerca del muro donde voy a intervenir. Me fijo en las posibilidades y como restaurador que soy estudio si el muro es adecuado para este tipo de intervención.” Sin embargo, el muralismo es solo un tipo de obras que realiza Javier: “Hago grabados, pinto lienzos, escultura en piedra y madera… Tengo bastantes inquietudes artísticas y siempre que tengo oportunidad me gusta probar nuevas técnicas”.

Obra en la Casa del Estudiante de Valladolid por Javier Román | Fotografía: Claudia Mieres

En cuanto a los proyectos futuros uno de los objetivos es un mural en la ribera del Pisuerga de la nueva convocatoria que ha sacado el Ayuntamiento  de Valladolid y ha sido uno de los ganadores de un pequeño proyecto en Lahr (Alemania) para Molotow. Asimismo, Javier afirma que le haría ilusión poder realizar una exposición de algunas de sus obras: “las exposiciones que he realizado hasta ahora han sido en bares y en pequeños locales, no tengo casi tiempo para preparar algo serio con trabajo de estudio, pero en un futuro próximo quiero preparar una buena exposición.”

Javier Román delante de una de sus obras | Foto cedida por el artista

P: ¿Qué te motiva a la hora de realizar tu trabajo?

R: Para mí pintar significa un desahogo y una forma de expresarme. Simplemente ver colores en el día a día ya me motiva para pintar, no necesito más…

P: ¿Qué opinar sobre la infravaloración que tiene el mundo del arte en la sociedad actual?

R: No creo que esté infravalorado por toda la sociedad, hay mucha gente que sabe el esfuerzo para ganarse la vida así… Sin embargo, sí creo que los medios gubernamentales deberían ponerse las pilas, darnos más apoyo a todos en los diferentes campos de la cultura y el arte. Tienen que saber explotar los recursos culturales y artísticos que existen en este país.

P: ¿Crees que se puede vivir del arte?

R: Sí, pero es muy difícil. Hay que luchar mucho y ser constante, meter la tira de horas de trabajo y tener seguridad en ti mismo… Puedes tener todo esto, pero también se necesita mucha suerte.

P: ¿Cuál crees que es el futuro de la cultura y el arte en nuestro país?

R: Pues sinceramente creo que la educación para las nuevas generaciones es esencial; que sepan valorar la cultura y el arte, aunque el futuro en el arte es incierto y a mi parecer falta mucho camino por recorrer

P: ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que acaban de emprender en el mundo de la pintura?

R: Que no se rindan. Nunca se sabe dónde va a salir la oportunidad.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.